BENFICA

Jonathan los hace soñar

Lleva tres goles en el Benfica B y la dirigencia está loca de la vida por el potencial que tiene el “Cabecita”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Jonathan Rodríguez

Jonathan Rodríguez lleva poco más de un mes en Portugal y tres goles. Viajó hacia Lisboa el 23 de enero pasado, no muy convencido porque lo hacía sin haber cumplido su sueño de ser campeón con Peñarol.

Aunque aún no ha debutado en el primer equipo, el "Cabecita" está muy contento con su nueva vida. Y en el club luso están fascinados con el ex-aurinegro. Todos: el presidente Luís Filipe Vieira, el técnico Jorge Jesús y sus nuevos compañeros. Y no sólo por los tres goles que anotó jugando en el equipo B (dos el fin de semana pasado y uno ayer). Están convencidos de que contrataron a un gran jugador y que tiene un gran futuro por delante.

Todos están muy impresionados por su potencial. "Lo consideran una bestia de fuerza y técnica a la hora de rematar", confió una fuente allegada al cuerpo técnico del club de Lisboa. Lo encuentran muy potente y valoran que cada vez que puede remata al arco y lo hace con facilidad.

Sin embargo, no quieren apresurarse con él, por más que durante la semana pasada se había especulado sobre la posibilidad de que el técnico Jorge Jesús lo convocara para jugar el sábado pasado frente a Estoril, partido que Benfica ganó por 6 a 0. "Todavía no está preparado. Va a estar en la convocatoria cuando crea que es el momento justo", explicó el entrenador.

Lo cierto es que Jonathan trabaja cada mañana con el equipo principal en Seixal, la ciudad donde el equipo tiene el complejo de entrenamiento, del otro lado del río Tajo. Cada día lo pesan, debe desayunar antes de entrenar y almorzar después de la práctica.

Lo que el técnico Jesús —que se preocupa mucho por cada futbolista— quiere mejorar en el uruguayo es que cuando no tiene la pelota, parece alejarse del juego. Y no comprende aún qué hacer cuando el equipo se está defendiendo. Recién se está acostumbrado a defender con el equipo. También están haciendo con Jonathan un trabajo especial porque entienden que todavía, siendo uno de los futbolistas más veloces del plantel, no corre bien y quieren mejorarlo. Están enseñándole a correr mejor.

El trabajo físico específico que viene llevando a cabo el delantero le permitirá moverse mejor en el campo y comprender mejor el juego.

Según informan desde Lisboa, hasta que no mejore esos aspectos es difícil que Jesús —un entrenador que sabe mucho de fútbol, que se dedica mucho al juego sin pelota y que es muy exigente— lo coloque como titular.

Jonathan tiene otras cosas en contra para poder arrancar jugando en el equipo principal. El técnico lo considera un número 9 y ese puesto es ocupado por el brasileño Lima.

Benfica juega habitualmente con dos puntas: uno fijo que es Lima y otro con más libertad que es el también brasileño Jonas. El sábado pasado, en la goleada de Benfica sobre Estoril, Jonas anotó dos goles y Lima uno. Parece difícil que el entrenador cambie algo en un equipo que gana, golea y está primero en la tabla de posiciones de la Liga.

Por eso, muchos de los que conocen bien a Jesús creen que Jonathan no será titular esta temporada, que finaliza en mayo, al menos en partidos correspondientes a la Liga. Saben sí que, debido al buen concepto que el entrenador tiene del uruguayo, al gran potencial que ve en sus pies y a los tres goles que ya lleva anotados en el equipo filial, le dará oportunidades. Podría jugar algún partido por la Copa o aparecer en el banco de suplentes en la Liga.

Eso es lo único que no tiene del todo feliz a Jonathan, que se muere por jugar. Incluso para que su nueva vida sea casi perfecta, Benfica prohibe a sus futbolistas hablar con los medios, algo que nunca le gustó al "Cabecita".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)