eliminatorias

Jara se sintió como en su propia casa

Chile recibió el aliento de los suyos al llegar asu búnker, del que sólo saldrá para ir al estadio. Mirá la fotogalería:

Gonzalo Jara ingresando al hotel. Foto: F. Ponzetto
Gonzalo Jara ingresando al hotel. Foto: F. Ponzetto
Llegada de Chile
Llegada de Chile
Llegada de Chile
Llegada de Chile
Llegada de Chile
Llegada de Chile
Llegada de Chile
Llegada de Chile
Llegada de Chile
Llegada de Chile
Llegada de Chile
Llegada de Chile
Llegada de Chile
Llegada de Chile
Llegada de Chile
Llegada de Chile
Llegada de Chile
Llegada de Chile

Si los chilenos pensaban que Montevideo los iba a recibir con un clima hostil, se equivocaron. Los futbolistas transandinos se bajaron del avión y se subieron al ómnibus que los esperó en la propia pista de aterrizaje del aeropuerto de Carrasco.

Vallas, seguridad y policías en la puerta del hotel. Pero sólo se encontraban allí los hinchas chilenos y los representantes de los medios de comunicación.

A su llegada al Sheraton de Punta Carretas, los futbolistas sólo recibieron el aliento de unos 150 hinchas de la “Roja”. Los aplausos y el ya famoso, “Chi-chi-chi-le-le-le”, fue lo que escucharon los jugadores. También el: “¡mañana chilenos, mañana tenemos que ganaaar!” Pero nada más. Ni un uruguayo se acercó a gritarle nada a Gonzalo Jara.

El técnico Jorge Sampaoli fue el primero en descender del bus. Luego sus jugadores fueron haciéndolo uno a uno. Algunos levantaban su brazo para saludar a su gente. Gonzalo Jara bajó como si nada.

Alexis Sánchez fue de los últimos en descender. La figura chilena, que supuestamente está entre algodones, caminaba sin dificultad y nadie en las afueras del hotel dudaba de que esta noche jugará.

Los hinchas transandinos esperaron prácticamente una hora la llegada de los futbolistas. Pero no se aburrieron. Uno de ellos tenía una careta de Gonzalo Jara, lo que hizo suponer que quizás hoy en el estadio se vean varias caras del defensa en el sector destinado a los chilenos en la tribuna América.

Las vallas sólo se abrían para dejar entrar y salir a los huéspedes del hotel. En eso, se retiró el personal de American Airlines. Una de las azafatas era muy bonita y los chilenos comenzaron a aplaudirla.

Chile ya está en su búnker del que sólo saldrá esta tarde para ir al estadio. Y llegó en paz.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)