ENTREVISTA

Jaime Báez en Italia: "Parece la guerra"

El futbolista uruguayo contó su experiencia desde Cosenza, donde se destaca por sus rendimientos. 

Jaime Báez
Carrera. Báez hizo 17 goles en Uruguay, 16 de ellos en Juventud, antes de que le saliera el pase a Fiorentina. También jugó en las selecciones juveniles de Uruguay. 

La situación de Italia con los enfermos y fallecidos a causa del Covid-19 es crítica. Día a día se suman más y más casos y las medidas para controlar la pandemia no están siendo suficientes. Varios son los futbolistas uruguayos que juegan en ese país de Europa y que tienen completamente paralizada no solo la actividad oficial, sino que también todo tipo de exposición social, con algunas pocas excepciones.

Uno de los jugadores celestes que están atravesando esta situación es Jaime Báez. Para ser más gráfico: la ciudad en la que vive -Cosenza- tiene prácticamente la misma población (70.000 habitantes) que la cantidad de personas por coronavirus que había infectadas hasta anoche en todo Italia.

Igualmente, el exjugador de Juventud de Las Piedras y Defensor Sporting, se las rebusca para cumplir las normas a rajatabla y continuar entrenando.

“Intento seguir una rutina de entrenamiento. Estoy trabajando todos los días en la tarde a la misma hora. Vivo en un apartamento, pero tengo una terraza grande, me traje la bici para hacer la parte aeróbica, y después tengo pesas, elásticos y ese tipo de cosas que me ayudan a ejercitarme todos los días”, expresó el futbolista después de realizar su entrenamiento.

Jaime Báez
Jaime Báez entrenando en su apartamento de Cosenza. 

Báez está jugando en el Cosenza, que actualmente milita en la Serie B de Italia. “Desde el club nos dieron una serie de recomendaciones. Además tenés que estar al tanto de los comunicados del estado, de los cuidados que tenés que tener. El club nos hizo llenar un formulario, porque muchos no tienen la residencia y así el estado sabe que estamos acá por trabajo, porque el gobierno indicó que cada persona debe estar en su lugar de residencia para hacer la cuarentena. Sólo puede salir un miembro de la familia al supermercado o por emergencia con tapaboca y guantes. También se debe respetar la distancia entre las personas. Hace 15 días que estoy en cuarentena, salí dos veces de casa para ir al súper”.

El mediapunta está conviviendo con su novia italiana Ilaria, ya que ella no puede regresar a su casa porque su padre está con problemas de salud.

“Me gusta mucho estar en casa, no soy de salir. Acá en Italia tienen una rutina muy social, ir a tomar un café o a comer, juntarse, y eso es lo que extraña más la gente acá. Hay muchos problemas en ese sentido, hay controles y pusieron a los militares a controlar para que la gente no salga”, explicó Báez y añadió: “yo no veo gente en la calle. Acá mi casa da a la calle, tengo un supermercado enfrente y no veo mucha gente que esté en la vuelta. Ahora están respetando bastante las reglas”.

Cosenza forma parte de la región de Calabria, al sur de Italia. Los focos más complicados del Covid-19 están más que nada en la zona norte, pero igualmente los lugareños están con temor. “En el norte, la parte de Bergamo y Brescia, es impresionante. Dos cementerios tuvieron que cerrar porque no tenían más espacio, ¡imaginate lo que es! Los militares van a buscar los cuerpos a los hospitales porque los servicios están saturados. Los enfermeros están tratando de salvar vidas en los hospitales e igual atienden en los pasillos porque no hay lugar. Hay muchos enfermos graves por día que ingresan a los hospitales, pero no tienen lugares para asistirlos, hicieron carpas y ahí meten la gente. Parece la guerra”, contó impresionado.

Báez habla con sus familiares y escucha las noticias de lo que sucede en Uruguay: “Es como lo que pasó acá. Al principio la gente lo tomaba muy a la ligera y no tomaba los recaudos necesarios. Allá la gente no es consciente de lo grave que es, esperemos que no llegue con la fuerza que lo hizo en Italia y que se pueda controlar más. Si no se toman las medidas necesarias, es un virus que se contagia muy rápido y muy fácil”.

Jaime Báez, hoy con 24 años, llegó a Italia adquirido por Fiorentina en 2016, pero no llegó a debutar en el equipo ese año. Estuvo a préstamo en Livorno, Spezia y Pescara, todos equipos de la Serie B; en esos clubes alternó en los equipos pero nunca logró afianzarse. Hasta que llegó a Cosenza y después de muy buenos rendimientos, el equipo del sur compró su ficha hasta diciembre de 2022.

“Estoy pasando un momento bueno por la continuidad que estoy teniendo. Desde que llegué a Cosenza me cambió la carrera, porque me dieron esa importancia que necesitás tener, sentirte parte, y yendo a préstamo no me sentía así, porque sos siempre el que estás prestado y el club siempre va a optar por los jugadores que son suyos. Acá me dieron la oportunidad de jugar y estoy feliz”, destacó Báez con un acento particular.

“Te hacen sentir como si fueras Messi”

Jaime Báez
El uruguayo es uno de los máximos asistidores de la Serie B de Italia. 

Cosenza no viene bien en la Serie B. Está en el puesto 19 entre 20 equipos, en zona de descenso, con 24 puntos en 28 partidos jugados. Jaime Báez es habitual titular en el equipo que dirige el italiano Giuseppe Pillon. El uruguayo jugó 26 de los 28 encuentros del campeonato, 20 de ellos como titular, habitualmente como volante externo en un 3-5-2 o como puntero en un 4-3-3.

“Apuntamos a salvarnos del descenso, que es a lo que el club siempre apunta. Me gusta jugar de volante, me siento cómodo; aparte creo que en estos años he aprendido mucho, de cómo posicionarme, cómo correr la cancha. Me ayuda también a estar bien posicionado siempre y poder asistir o llegar al área”, contó a la distancia.

Báez lleva dos goles en la temporada (le marcó al Empoli y al Cittadella) pero su principal virtud es la de asistir: dio 10 pases - gol en el certamen, lo que lo llevan a ser el segundo máximo pasador de la Serie B.

“Yo llegué en 2019 al club, recién habían subido a la B. Toda la ciudad es hincha, en cada partido hay 15.000 personas, los hinchas son muy calientes, si las cosas van mal te putean... Podés ser Dios o el peor de todos. La gente pasa de un extremo al otro todo el tiempo, acá salís a la calle y te hacen sentir Messi”, concluyó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)