rampla juniors

Isabel Peña, la presidenta debutó en la Conmebol

Ayer la titular picapiedra fue al primer día de entrenamiento en el Olímpico; tuvo una reunión en la sede con los jugadores y luego la prueba de un vestido de novia

Isabel Peña
La presidenta de Rampla en la sede. Foto: Ariel Colmegna.

Isabel Peña, la presidenta de Rampla Juniors, tuvo ayer un día complicado. Por la mañana se hizo presente en el Olímpico en el primer día de entrenamiento de los picapiedras de cara a la nueva temporada. Al mediodía tuvo una extensa reunión con los jugadores y el cuerpo técnico por la pretemporada, la renovación de los contratos y las deudas, que en su mayoría heredó de anteriores admistraciones. Unas horas después, dejó de lado el rol de titular de un club de fútbol para hacer la prueba de un vestido de novia que debe estar listo para el martes, el día de la boda. Es más, Isabel no durmió la noche del viernes para el sábado, lo que se reflejaba en su rostro, porque estuvo cosiendo toda la noche.

“Había mucha cosa para hablar. Muchos asuntos que tratar. Se terminaron de solucionar algunos contratos. Y aún quedan por resolver el de Leites, Rocha y Alex Silva. Estuvimos de tira y afloje hasta último momento, pero no nos podemos extralimitar porque vamos a la Copa Sudamericana. No podemos decir ahora les pagamos tanto o traemos tantos jugadores, es imposible. Ojalá pasemos la primera fase, pero nada te lo asegura y no podemos endeudarnos y luego estar todo el año pagando lo que no podemos. Costó mucho encaminar todo esto”, afirmó Isabel, quien igual es consciente que deberán reforzar el plantel con dos o tres futbolistas.

“Soy cauta. A veces hay que mediar un poco. Hemos ido resolviendo los temas. El plantel es el tema prioritario, tenemos que pensar en todo el año. Estoy contenta con el plantel que tenemos, porque después de todo llegamos a donde llegamos por ellos”, agregó la presidenta.

Termina un año y arranca otro: es momento de hacer balances y planificar el futuro. Para Isabel, que lleva seis meses al frente de Rampla Juniors, desde la renuncia de Juan Castillo, el 2017 fue positivo. Bajo su conducción los rojiverdes llevaron a Nacional a jugar al estadio Olímpico después de 30 años y el partido se disputó sin inconvenientes. Además, clasificaron a la Copa Sudamericana por primera vez en su historia. Es más, la única vez que los picapiedras jugaron un torneo internacional fue en 1970, cuando representaron a Uruguay en la Recopa Sudamericana. Pasaron ya 47 años.

“Muchos me decían que era una locura llevar a Nacional al Olímpico, que lo dejara. Pero yo lo había empezado y lo quise seguir. Además, a mí nunca me dijeron que era imposible, me dijeron que había que arreglar esto y lo otro. Capaz que no pensaron que lo íbamos a arreglar tan rápido; que íbamos a cumplir”, contó.

“Fue una gran satisfacción porque hay chiquilines que son hinchas de Rampla, pero tenían muchas ganas de sacarse fotos con los jugadores de Nacional, porque nunca los habían visto en el Olímpico. Fue una experiencia diferente para ellos. Perdimos el partido, pero ganamos en otras situaciones”, agregó quien se considera una mujer de carácter y no temió tomar las riendas del club, aunque al principio sustituir a una persona tan pública como Castillo la cohibía un poco.

Sin embargo, no se sintió así el pasado 20 de diciembre cuando representó al club en la sede de la Conmebol, en Luque, donde se llevaron a cabo los sorteos de la Sudamericana y la Libertadores.

“No es algo de todos los días, pero tampoco me podía quedar en un costado. Tengo la suerte de tener en Asunción amigos, fanáticos de Rampla, socios vitalicios, que viven allá hace 40 años y que además son muy amigos de Alejandro Domínguez, el presidente de la Conmebol. La noche anterior me llevaron a cenar a la parrillada del padre de Domínguez, donde los mozos te atienden con la camiseta de Olimpia”, relató sobre su experiencia guaraní.

isabel
Isabel Peña y Leo Castillo con el presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez.


Peña concurrió al sorteo acompañada por el secretario de Rampla, Leo Castillo, y era la única presidenta de un club en el evento. Y fue tratada con cariño y respeto por el resto de los presidentes. “Me trataron muy bien, no hubo nada discriminatorio. Cuando Domínguez comenzó su alocución al abrir el acto, al dirigirse a los presentes dijo ‘señores presidentes y señora presidenta’. Y luego bromeaba diciéndome que me había nombrado. Yo estaba con Valdez, con Balbi, con la gente de Danubio, Boston River, de Wanderers. Los uruguayos estuvimos juntos, nos sacamos fotos y compartimos una copa”, contó quien además sacó buenas conclusiones de su experiencia internacional.

“Ese es el momento de trabajar, porque no se trata de presenciar el sorteo, tomar una copa y conocer; es para hablar, conversar y aprender mucho. Estuve con la gente de Defensa y Justicia, que me dieron su tarjeta por si vamos a Argentina con el equipo. Y también con los de San Lorenzo”, explicó quien lució esa noche un modelo confeccionado por ella, como no podía ser de otra manera.

Uno de sus amigos uruguayos, José Luis Tomé, la acompañó al sorteo. “Se emocionó hasta las lágrimas, le corrían por la cara, cuando apareció la bolilla y mostraron el nombre de Rampla Juniors”.

COLA PARA VIAJAR.  El plantel de Rampla se va de pretemporada a Flores hasta el próximo viernes. Y el sábado jugarán su primer amistoso, frente a Nacional en Los Céspedes. “Nunca se repite la misma historia, espero que todo vaya bien. Estamos trabajando para eso, pero a veces la fortuna influye”, dijo sobre lo que espera del nuevo año. “Ojalá hagamos un buen campeonato y pasemos la fase en la Copa. Yo creo que no hay que enloquecerse, pero los hinchas hacen cola para viajar con el equipo a Perú. Hay cantidad de gente que está averiguando cómo viajar y por dónde sale más barato”, añadió sobre el debut en la Sudamericana, donde visitarán a Universidad de Cajamarca.

“La ilusión de los hinchas es grande. Hay que vivir el momento porque uno no sabe el final, ni hasta dónde puede llegar porque los equipos grandes han quedado por el camino en primera fase. Y sin embargo, Boston River siguió de largo y es de los llamados chicos, como nosotros”.

Hoy la presidenta aprovechará para dormir hasta el mediodía y luego le dará los últimos toques a los detalles finales del vestido de novia. Mientras cose, se ilusiona con cambiar el estatuto de la institución que preside para que las mujeres, que no son socias activas sino que pagan la cuota de Dama, tengan el mismo derecho que los hombres para votar en las elecciones de junio. Unas elecciones en las que aún no sabe si se presentará.


aniversario

Hoy los ramplenses festejan 104 años de vida

Rampla Juniors se fundó el 7 de enero de 1914 en la Aduana. Y cinco años más tarde se mudó para la Villa del Cerro, donde se instaló definitivamente. Anoche, los ramplenses se reunieron en la sede de la calle Grecia para amanecer con el nuevo aniversario. El festejo fue sencillo, pero hubo chorizada y fuegos artificiales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º