COPA ITALIA

Inter y Milan protagonizaron un gran derbi, que fue del neroazzurro sobre la hora

El conjunto de Antonio Conte venció 2-1 al rossonero y de esta forma se clasificó a las semifinales de la Copa Italia.

El festejo de los jugadores del Inter tras el gol del triunfo ante Milan. Foto: Reuters.
El festejo de los jugadores del Inter tras el gol del triunfo ante Milan. Foto: Reuters.

Inter y Milan dieron un gran espectáculo en un derbi que valió por una de las llaves de cuartos de final de la Copa Italia. Finalmente, fueron los neroazzurros los que se quedaron con la victoria, pero el encuentro fue muy entretenido ya que tuvo, golazos, expulsiones, discusiones e incluso la lesión de un árbitro.

El duelo comenzó parejo y tuvo a un Milan llegando con más peligro al arco de Samir Handanovic. Esa sensación se plasmó en el marcador a los 31' cuando Zlatan Ibrahimovic sacó un remate cruzado para adelantar al rossonero.

Para el delantero sueco se trató de su octavo gol ante rival de todas las horas entre sus dos pasajes por el Milan, aunque no todo iba a ser bueno para el atacante.

Romelu Lukaku y Zlatan Ibrahimovic, cara a cara. Foto: Reuters.
Romelu Lukaku y Zlatan Ibrahimovic, cara a cara. Foto: Reuters.

En el cierre de la primera parte, se dio uno de los cruces más fuertes que tuvo al partido y que precisamente tuvo a Ibrahimovic como uno de los protagonistas junto a Romelu Lukaku. Ambos quedaron cara a cara y se resolvió con una amarilla, pero al sueco le iba a costar cara.

Es que a los 58' cometió una nueva infracción, vio la segunda amarilla y por ende la expulsión, lo que le dio otro ánimo al Inter para ir a buscar el gol del empate, al que llegó a los 71'.

La expulsión de Zlatan Ibrahimovic en el Inter-Milan. Foto: Reuters.
La expulsión de Zlatan Ibrahimovic en el Inter-Milan. Foto: Reuters.

El VAR confirmó una infracción sobre Nicolo Barella dentro del área y Romelu Lukaku definió de forma segura para poner el 1-1 parcial en el marcador y vencer al arquero Tatarusanu que venía siendo una de las figuras del rossonero.

Los minutos pasaban y el Inter iba cada vez con más hombres al ataque, mientras que Milan con uno menos buscaba que los 90' terminaran en empate y poder reponerse para el alargue, pero a los 97' un golazo le puso la tapa al juego.

Christian Eriksen se hizo cargo del remate y dejó parada al arquero rumano que solo atinó a ver cómo la pelota volaba por encima de sus compañeros de la barrera y se incrustaba en el ángulo derecho.

Locura interista, victoria en el derbi y clasificación a las semifinales donde este miércoles conocerá su rival que saldrá del choque entre Juventus y SPAL.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados