peñarol

"Los insultos no me mueven ni un pelo"

Estamos con la tristeza y la preocupación de no haber conseguido el resultado y de no haber podido rendir como esperábamos. No estoy mal, perdimos un partido, no llevamos diez partidos perdidos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Bengoechea

Si ganábamos el fin de semana quedábamos primeros. Estuvimos tristes pero vinimos con toda la fuerza a trabajar. A entrenar mejor porque lo que estamos haciendo no alcanza", dijo Pablo Bengoechea al regresar ayer a Los Aromos.

El técnico aseguró, a su vez, que no se siente en la cuerda floja. "Lo que siento es que Peñarol tiene que ganar. Me trajeron para conseguir buenos resultados. Todo lo que estamos viviendo es normal en un cuadro como Peñarol. Si se gana estamos todos contentos y si se pierde hay gente que no está contenta. Nosotros tampoco estamos contentos", afirmó. "Si yo no fuera el técnico de Peñarol daría mi opinión sobre lo que se debe hacer en una institución pero al estar involucrado es difícil. Estaría hablando de mí que soy el que estoy en el cargo. Tengo muy claro lo que hay que hacer en una institución si se quiere ser ordenado. Estoy a la orden para lo que Peñarol quiera, lo dije siempre".

Luego, dijo que si su relación con los directivos había cambiado tras sus declaraciones sobre la partida de Pacheco, él no se había enterado. "Que yo sepa mi relación con los dirigentes no ha cambiado. Que yo sepa sigue siendo la misma, por lo menos es lo que me dicen cuando estamos juntos. Y no tiene por qué cambiar, cada ser humano se puede manifestar públicamente. Y a veces, sobre un mismo tema hay pensamientos diferentes".

Después, admitió que el presidente Damiani lo llamó. "Pero hablamos siempre antes y después de los partidos. Con cualquier resultado hemos tenido muy buen diálogo con los dirigentes. No es que Damiani me haya respaldado, hablamos como cada semana. No hubo diferencias. Lo que cambia es el estado de ánimo, la relación no. Siempre he tenido muy buena relación con el club, lo que cambió fue que perdimos un partido".

El sábado, Peñarol volverá a jugar sin público, lo que en este momento parecería mejor para Bengoechea. "Para mí no es mejor jugar sin público. Yo me siento muy cómodo con la gente de Peñarol, pueden manifestarse como crean conveniente. No me duele que me insulten. No me creo ni el insulto ni el elogio. No me hace absolutamente nada que me griten ¡profe profe!, o que me insulten. No me duele, no me mueve un pelo ni el elogio ni la crítica ¿Si soy un robot? Puede ser. Me enseñaron que en fútbol es así. Desde que empecé a jugar al fútbol me elogiaban si hacía algo bien y me criticaban si erraba un penal. O decían que no tenía personalidad o que no aparecía en algunos partidos. ¡Es normal! Estoy acostumbrado a vivir todo eso. Al otro día de los elogios uno tiene que seguir siendo el mismo, bañarse, ser padre y esposo", finalizó.

DATOS.

Aguiar - Vuelve frente a Fénix.

Luis Aguiar ya entrenó con normalidad. Seguramente, regresará al equipo el sábado para jugar con Fénix. Otro que volverá es Carlos Valdez. El "Hormiga" no jugó ante Defensor Sporting porque estaba con gripe y fiebre.

Fénix - Ojo con el enganche.

"Fénix tiene muy claro a lo que juega. Es un equipo muy agresivo para defender, y muy bueno en pelota quieta. Y que tiene un enganche (Ligüera) que mete muy buenos pases", dijo Bengoechea.

Damiani - Fue al entrenamiento.

n Tras le reunión del Consejo Directivo, donde se habló del momento deportivo y la seguridad, Damiani fue a Los Aromos a ver la práctica. Mantuvo una breve charla con los futbolistas en la cancha.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)