COPA LIBERTADORES

Inicio de riesgo: con precaución por la obsesión

Peñarol y el primer mojón camino a la sexta: se enfrenta hoy ante The Strongest y la altura de La Paz

En 2011, Peñarol llegó a la final de la Copa. Sin embargo, desde esa edición en adelante nunca más pudo superar la fase de grupos. Por eso es clave arrancar el certamen con buen pie. Foto: Gerardo Pérez
En 2011, Peñarol llegó a la final de la Copa. Sin embargo, desde esa edición en adelante nunca más pudo superar la fase de grupos. Foto: Gerardo Pérez

La Copa Libertadores tiene ese qué sé yo y más para un equipo como Peñarol, con la tradición histórica que tiene en este torneo. Los jugadores se fueron con una sonrisa indisimulable desde Montevideo luego del banderazo que los propios hinchas organizaron en el aeropuerto de Carrasco. Fue tal el golpe de afecto que el viaje hasta Santa Cruz de la Sierra, de casi 10 horas y con una escala en el medio, lo hizo más llevadero. Son esas cuestiones que siempre alimentarán la discusión y la comparación con la Champions League. Los extensos viajes, la altura y/o el calor (a veces malentendido) que le ponen las hinchadas en muchos países de Sudamérica son variables con las que los europeos (salvo excepciones) no tienen que convivir.

“Tenés que dejar el alma y el corazón, tenés que dejarlo todo por Peñarol”, reza la canción que baja desde las tribunas… Y el aurinegro sabe que hoy más que nunca tendrá que poner todo eso para llevarse algo de La Paz en el debut ante The Strongest.

Con cambio de sistema, Leonardo Ramos toma las precauciones que el año pasado obvió en Cochabamba y le propinaron un 6-2 duro de digerir. Peñarol saldrá con un 4-1-4-1 o un 5-4-1, como quiera leerse. Fabricio Formiliano jugará unos metros más adelante de Luis Maldonado y Ramón Arias con el objetivo de evitar que los bolivianos rematen de larga distancia, su gran fuerte. De todos modos, se hace difícil comparar esta situación con la del año pasado cuando solo dos futbolistas repiten de aquella oportunidad: Arias y Cristian Rodríguez. Además, este es un equipo mucho más maduro, con jugadores hechos en todas las líneas. Incluso, varios ya llegan con unas cuantas batallas encima en la altura. Luis Maldonado, que el año pasado jugó en The Strongest, es el que promete más fácil adaptación. “Cachila” y Fidel Martínez, tras el paso de ambos por el fútbol mexicano, también tienen una cuota de experiencia. Agustín Canobbio, hace un año atrás, fue campeón sudamericano sub 20 disputando el torneo en Quito. Ni que hablar del “Mota” Gargano y el “Cebolla”, que con La Celeste jugaron en más de una oportunidad en La Paz y ya saben lo que es sumar.

“Mi experiencia con la altura fue muy poca. A los 15 o 16 años con Peñarol estuve a los 1800 metros, pero ahora sé que es más complicado y difícil. En mi caso tendré que tratar de no ir mucho al ataque para no descuidar las espaldas y después cuidar el balón lo más posible porque falta el aire”, puntualizó Guillermo Varela, uno de los jugadores con más recorrido.

El “Cachila”, por su parte, anticipó: “Creo que llegamos de la mejor forma, capaz que no con el juego que están tan acostumbrados a ver, pero estamos ansiosos por arrancar la Copa. El partido contra Wilstermann ya está, es cosa del pasado y no podemos corregirlo. Estamos con una ilusión muy grande. No hay que enloquecerse ni salir al ataque por ataque. Hay que estar bien ordenaditos y teniendo buena comunicación podemos hacer las cosas bien”.

Tres puntos en 30 es lo que cosechó Peñarol en la altura en lo que va del siglo. El último antecedente victorioso en La Paz data de 1989, cuando en la Libertadores de ese año el carbonero venció 2-1 a The Strongest con goles del “Pato” Aguilera y “Fito” Barán. Los 3.650 metros sobre el nivel del mar son el gran enemigo para esta jornada. Lo cierto es que a diferencia del año pasado, para arrancar con el pie derecho camino a la obsesión, toma precauciones.

El partido
Foto: Ariel Colmegna.
Las tres claves
PacienciaPeñarol no puede salir a buscar el partido ni a jugar de igual a igual. Debe plantarse, salir ileso de los primeros 15 o 20 minutos donde el The Strongest va a intentar ahogarlo y a partir de ahí sí buscar lastimar al rival.
AtenciónEl fuerte de este equipo boliviano son los remates de larga distancia. Por eso, Formiliano jugará adelante de los zagueros para intentar cubrir esa zona. El “Tito” ya conoce esa posición de su etapa en Danubio, también con Ramos.
EsfuerzosNi Varela ni Canobbio, por citar los ejemplos más claros, van a poder jugar con la misma intensidad e ida y vuelta que lo hacen habitualmente. La prioridad es que los futbolistas del The Strongest no les ganen las espaldas.


Cuatro cortas.

Sin hinchas: Por la sanción que arrastra el club de la Copa pasada, Peñarol no tendrá hinchas en el Hernando Siles.

Camiseta: Hoy se decidirá cómo vestirá Peñarol. Trajo las tres equipaciones: tradicional, toda amarilla y toda gris.

Hoy estarán ausentes: Lucas Hernández y Guzmán Pereira no están por suspensión. “Maxi” Rodríguez por descanso.

En el futuro estarán ausentes: Por la selección, Varela y el “Cebolla” no estarán ante Atenas, Danubio y Torque. Sí el domingo ante Cerro.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)