SUDÁFRICA 10 AÑOS

El inicio del camino: Sebastián Eguren y los 3 minutos que alcanzaron para cumplir el sueño

Un día como hoy pero de 2010, la Celeste enfrentaba a Francia en el comienzo de un Mundial que devolvió a Uruguay a la elite del fútbol. 

Sebastián Eguren y Mauricio Victorino en Sudáfrica 2010. Foto: Gerardo Pérez.
Sebastián Eguren y Mauricio Victorino en Sudáfrica 2010. Foto: Gerardo Pérez.

Sudáfrica 2010 marcó a una generación de jugadores. Marcó el inicio de un camino. Marcó a todo el pueblo uruguayo. Un día como hoy pero hace 10 años, la selección del maestro Oscar Washington Tabárez debutaba en Cape Town ante Francia, que cuatro años antes había jugado la final de Alemania 2006.

Luego de una Eliminatoria tan larga como complicada, Uruguay tenía su premio: volver a jugar la Copa del Mundo.

Un plantel que reunía jugadores de experiencia y recorrido internacional con otros que recién asomaban en la elite del fútbol mundial, daba el puntapié inicial a un recorrido que terminaría siendo inolvidable. Lo que vino después es historia más que conocida, pero al día de hoy, siguen surgiendo anécdotas y recuerdos de momentos únicos, sobre todo para los protagonistas.

Sebastián Eguren fue uno de ellos. Se ganó un lugar en la consideración de Tabárez durante las Eliminatorias y luego, un lugar en Sudáfrica 2010.

Sebastián Eguren antes de debutar en Sudáfrica 2010. Foto: Gerardo Pérez.
Sebastián Eguren antes de debutar el Mundial de Sudáfrica 2010. Foto: Gerardo Pérez.

“Yo jugué tres minutos. Contra Francia entré tres minutos y tuve la suerte de tocar la pelota. Nada más. Y no es una queja, al contrario. Yo tengo la sensación de que hice más cosas y siempre digo ‘pero que pelotudo si jugué dos minutos’ (risas). Te digo más, tengo el recuerdo contra Corea del Sur como si hubiese estado en el segundo palo adentro de la cancha y solo entré contra Francia”, recordó Eguren en charla con Ovación.

El volante, que en 2010 tenía 29 años, explicó esa situación que hoy es anecdótica pero que está relacionada con la forma de conducción del maestro Tabárez: “La verdad que más allá del liderazgo del entrenador que es fundamental, también hay compañeros que me hicieron sentir que yo era parte. Para nosotros fue una Eliminatoria tremendamente dura, sufrimos muchísimo y nosotros nos plateamos ir al Mundial con el merecimiento de decir vamos a disfrutarlo y a competir. Es el espectáculo más grande que nos puede dar el fútbol y de alguna manera los malos momentos de la Eliminatoria nos convirtieron en un grupo mejor. No quiere decir que no hayamos discutido ni que en algún momento si hubo que hablar con alguien se hizo. Esas cosas pasaron porque no hay grupos perfectos. Pero desde la imperfección empezamos a mejorar y madurar. Entendimos que ciertas cosas se hablan y se tratan de cierta forma. Y Oscar lo dejó claro porque sabíamos y nos hizo entender que jugador de la selección éramos las 24 horas, los 365 días del año con la gente, con el periodismo y con todos”.

Y acerca de lo que significó jugar una Copa del Mundo a pesar de hacerlo por apenas tres minutos, Eguren expresó que “fue soñado porque jugar ya te convierte en mundialista y ahí estábamos jugando contra Francia y todo ese ambiente que era divino. Yo siempre estaba preparado para entrar y ahí Oscar me pidió que entrara porque no quería que ellos ganaran terreno y como tenían buena estatura me puso a mí. También para darle descanso al ‘Ruso’ que estaba muerto”.

Sebastián Eguren en Sudáfrica 2010. Foto: Gerardo Pérez.
Sebastián Eguren ingresando por el "Ruso" Pérez en Sudáfrica 2010. Foto: Gerardo Pérez.

A propósito de la posición, el volante recordó otra anécdota de Sudáfrica: “En los entrenamientos lo veía al ‘Mota’ Gargano medio enojado por no jugar y yo le decía ‘pero Mota ¿qué vamos a hacer? ¿Vos viste lo que están jugando estos muchachos? No hay chance’. El equipo funcionaba muy bien y dos de los mejores jugadores eran el ‘Ruso’ (Diego Pérez) y el ‘Cacha’ (Egidio Arévalo Ríos). Marcaron una época en la mitad de la cancha”.

Pero el fútbol siempre tiene y da revancha. De eso, Sebastián Eguren sabe y así lo recordó: “En una charla que dimos con Diego Godín y Mario Rebollo tiré a modo de broma que en Sudáfrica solo había jugado tres minutos. Pero mirá las vueltas de la vida: al año siguiente en la Copa América no fui nunca titular, pero entré en todos los partidos y me sentí igual que en el Mundial”.

SOFÍA BALBI
Sofía Balbi le dedicó una historia a Luis Suárez por su cumpleaños. Fotos: @sofibalbi y Archivo El País
Un recuerdo especial: solo al debut
Sofía BalbiEsposa de Luis Suárez

La esposa de Luis Suárez también vivió un Mundial especial en Sudáfrica 2010. Sofía Balbi esperaba su primera hija junto al jugador de la selección y solamente pudo asistir al debut celeste frente a Francia en Cape Town.
“Tuve la suerte de poder ir a verlo debutar en un Mundial, porque siempre fue el sueño de Luis y quería estar ahí a pesar de estar a punto de cumplir los siete meses de embarazo, porque en esa época estaba embarazada de Delfi”, empezó relatando. “Los días que vivimos en Sudáfrica fueron de muchísima emoción y después del debut me tuve que volver a España”, recordó Sofía.
Lo que vino después es historia conocida en lo deportivo, pero desde lo familiar, para Sofía, Luis y Delfina, que estaba por llegar al mundo, fue más que especial: “Desde Barcelona seguí todos los partidos y a medida que la selección avanzaba sufría muchísimo más. Los nervios aumentan por partida doble, porque queríamos que el equipo ganara pero también me preocupaba mi embarazo. No quería que mi hija naciera y que Luis no estuviese presente para compartir ese maravilloso momento. Era nuestra primera hija, sentíamos una gran alegría por poder ser padres y ese acontecimiento teníamos que vivirlo juntos porque así lo habíamos soñado y deseado, pero no podía evitar las contracciones que sufría en los partidos. No era fácil mirar lo que se transmitía desde la cancha sin ansiedad. No se apaga la llave de los nervios y listo. El cruce de emociones era bravo de llevar y el partido contra Ghana fue electrizante, ya ni podía llevar la cuenta de la cantidad de contracciones que tuve. Pero fue una experiencia muy linda, de grandes alegrías, sinceramente únicas”.

Así lo vivió El País

UNA TAPA TEÑIDA DE CELESTE

Desde la partida hacia Kimberley, hasta los días del debut, en Ovación se comenzó a palpitar de lleno el Mundial de Sudáfrica 2010. La cobertura contó con los textos de Jorge Savia, Ignacio Quartino y Mariel Varela, y las fotos de Gerardo Pérez desde suelo africano. El viernes 11 de junio de 2010, día del debut frente a Francia en Cape Town, El País publicó una tapa especial, teñida de celeste, a modo de previa para el gran encuentro que todos los uruguayos esperaban. Además, en la tapa principal, aparecían jugadores como Diego Lugano, Luis Suárez, Sebastián Eguren, Edinson Cavani, Sebastián Abreu y Diego Forlán en la foto, acompañada del título: “Uruguay apuesta todo a la victoria en su debut en el Mundial”. La expectativa era grande y a partir de hoy, en Ovación y El País comenzaremos a recordar la gran gesta de la Celeste en Sudáfrica.

La tapa del diario El País alusiva al debut celeste el 10 de junio de 2010.

LA TAPA DE OVACIÓN

“Vamos Celeste”. Así tituló Ovación su tapa del viernes 11 de junio en la antesala del esperado partido ante Francia. Un diseño especial con José Nasazzi, Obdulio Varela y Diego Lugano se adueño de la portada que marcaría el comienzo de un Mundial inolvidable para la selección y para todo el pueblo uruguayo. La nota de Jorge Savia en esa jornada se tituló “Llegó la realidad. Uruguay a la cancha en África. Después de 8 años es hora de hacerse cargo de los sueños y esperanzas”. Y vaya si esa selección se hizo cargo, porque luego del debut con empate ante los europeos, la Celeste comenzó a demostrar su mejor versión y terminó regalando partidos emotivos, triunfos épicos y jornadas inolvidables.

Portada de Ovación del 11 de junio de 2010. Foto: El País.

LA PALABRA DEL CAPITÁN

“Lo más importante es que no nos pasemos de rosca”. La frase le pertenece a Diego Lugano, capitán de la selección uruguaya en el Mundial de Sudáfrica 2010, que en entrevista con Ovación publicada el viernes 11 de junio, día del debut ante Francia, contó cómo eran las sensaciones dentro del plantel celeste. “Tenemos muy presente el cariño que nos dio siempre el pueblo, la gente, es algo que nos está ayudando. Esperemos que tanta energía positiva se transforme ahora en resultados favorables”, expresó Lugano. En otras de sus respuestas, el zaguero remarcó que “creo que la historia no es una presión. Empuja a salir a la cancha sabiendo que hay que ganar, pero tenemos con qué. Antes que nada, el respaldo histórico de un país futbolero, quizá como ningún otro en el mundo. Eso nos da mucha fuerza adentro de la cancha”.

Entrevista a Diego Lugano publicada el 11 de junio de 2010. Foto: El País.
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados