CHAMPIONS LEAGUE

Los ingleses dicen adiós

Los octavos de final de la Champions League finalizaron ayer y determinaron quiénes son los ocho mejores equipos de Europa en este curso 2014/2015. Barcelona, Atlético, Real Madrid, Porto, Bayern, Mónaco, Juventus y PSG pelearán para saber cuál se lleva el máximo trofeo continental. Aunque cueste creerlo, no hay ningún club inglés entre ellos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Reuters

Chelsea, el más poderoso de la Premier League al día de hoy, se vio sorprendido la semana pasada por un combativo PSG que, con 10 hombres, consiguió la gesta de eliminarlo ante su propio público, en Stamford Bridge. Peor fue lo de Arsenal, que estaba afuera desde el humillante duelo de ida en Londres (1-3), aunque luego se quedara a tan sólo un gol de remontar en Mónaco (2-0). La última esperanza británica estaba en manos del Manchester City, pero anoche el Barça lo arrasó en el Camp Nou, —ganó 1 a 0— del cual los ingleses no se fueron goleados sólo porque su arquero Hart tuvo la noche más inspirada de su carrera, deteniendo doce llegadas claras de los "culés". Lo peor es que ni siquiera aprovecharon el penal que Ter Stegen le atajó a Agüero a un cuarto de hora del final y que les hubiera dejado a un gol de empatar la serie.

El hecho de que en el sorteo de mañana no haya ingleses no es algo nuevo. Hace dos temporadas ocurrió lo mismo. ¿Cómo puede ser esto si la Premier League es considerada por muchos como el mejor campeonato regular del mundo? Es difícil encontrar una buena explicación y seguramente no haya un único motivo. Y, si lo pensamos con más detenimiento, es algo que puede estar relacionado con el poco éxito de la selección inglesa, a pesar de contar con grandes nombres, o también con que no haya ningún jugador inglés que brille en alguna de las grandes ligas europeas de fuera de las Islas. La Premier League enamora a los aficionados al fútbol de todo el mundo por su cuidada puesta en escena, que mezcla el sabor primigenio del deporte rey con la más alta tecnología al servicio del espectáculo, por su fútbol de alta velocidad, por esas tribunas en las que parece que es imposible ver una butaca vacía. Todo un compendio de factores que los ingleses saben cuidar y explotar económicamente.

Pero, si de lo que hablamos es del juego en sí mismo, afuera les están superando.

ANÉCDOTA

Pep volvió a vibrar con Lio.

Igual que el martes en el Calderón, Guardiola estuvo en el Camp Nou espiando a sus posibles rivales. Le invitaron al palco, pero se fue con su padre a sus butacas de socio. Y no pudo reprimir el "culé" que lleva dentro: Messi humilló a Milner con un caño de ensueño y Pep saltó como un hincha más.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)