SELECCIÓN

Infantino es el jefe: el "1" de la FIFA marcará el rumbo de la fecha para las Eliminatorias

La expectativa es grande y las ganas de observar a la Celeste también, aunque por el momento las fechas para le puntapié no están fijadas.

Gianni Infantino en el Estadio Charrúa. Foto: Gerardo Pérez.
Gianni Infantino en el Estadio Charrúa. Foto: Gerardo Pérez.

Octubre está muy cerca y, no parece que al final termine siendo el mes del puntapié inicial de las Eliminatorias Sudamericanas para Catar 2022, aunque dentro de Conmebol a la mayoría de los países les gustaría empezar a competir lo más rápido posible. Sin embargo, quizás el inicio no se produzca en la primera quincena y sí al final de octubre y hasta se recurra a los primeros días de noviembre para juntar cuatro fechas. En todo caso, lo que Sudamérica precisa es un mensaje claro y concreto del presidente de la FIFA, Gianni Infantino.

Y esto es lo que se espera que se produzca esta jornada, razón por la cual ayer se levantó un cuarto intermedio en la reunión que vía Zoom se llevó a cabo entre todos los presidentes de las asociaciones o federaciones miembros de Conmebol. ¿Qué esperan? Que Infantino confirme si va a seguir rigiendo la resolución que obliga a los clubes a ceder a los jugadores a sus selecciones en las fechas oficiales de FIFA.

Si esta condición se deja de lado debido a la extraordinaria situación que se vive en el mundo por culpa de la pandemia de COVID-19, es un hecho que Sudamérica dependerá de los clubes europeos para iniciar su ronda de clasificación a la Copa del Mundo.

Foto: Gerardo Pérez
Foto: Gerardo Pérez

Aunque oficialmente ninguna institución hizo llegar un mensaje directo sobre una negativa a ceder a los futbolistas, está claro que esa tesitura aflorará porque se va a dificultar el regreso de los jugadores para sus instituciones. No hay que olvidar que rigen periodos de cuarentena obligatorios y los campeonatos de las Ligas Europeas se están disputando, por lo que habría una afectación muy grande para varios equipos, los que en algunos casos tienen jugadores de distintas nacionalidades.

De ahí que la palabra oficial del presidente de la FIFA sea clave para poder determinar de qué manera se podrán empezar a disputar los partidos en Sudamérica para llegar a la Copa del Mundo.

Lo que sí está claro es que por ahora Conmebol no se mueve de la fecha de octubre, respetando incluso lo que la propia FIFA hizo hace pocos días atrás. Pero esto no implica que ya se tenga en carpeta diferentes variables.

La selección de Uruguay entrenando en el Complejo Celeste. Foto: Gerardo Pérez.
La selección de Uruguay entrenando en el Complejo Celeste. Foto: Gerardo Pérez.

Eso sí, en todas ellas se insiste sobre la base de sostener la forma de disputa actual. Nadie quiere regresar a una división por series, dado que los números económicos que entrega el cruce de todos contra todos son infinitamente superiores.

Este tema económico es el que, entre otras cosas, minimiza las posibilidades de ser innovadores. Aunque hay propuestas y alternativas diferentes, en principio todos los países pretenden defender hasta último momento la chance de aguantar el formato actual.

Si hasta se ha hablado de plantear a FIFA, en caso de ser necesario, incrementar la actividad en 2021 con triples jornadas en lugar de fechas dobles para recuperar el terreno que se perdió en 2020. No hay que olvidar que las Eliminatorias debieron comenzar en marzo y cerrarse en noviembre con 8 jornadas.

alternativas

Distintos escenarios que se plantean

Eliminatorias empezando en noviembre
El mosaico de Uruguay en las tribunas del Centenario en la despedida a la selección. Foto: Francisco Flores

Fines de octubre y principios de noviembre juntando cuatro fechas para evitar el ida y vuelta de los jugadores, y con ello eliminar una cuarentena de regreso a Europa, podría ser una alternativa viable. La propuesta la realizó Colombia y es una variable importante que evitaría que el calendario se vea afectado. Aunque todavía está ratificada la doble fecha de octubre, no sería descabellado que se utilice esta fórmula porque se le daría más tiempo a algunos países para que los gobiernos abran las fronteras. Igualmente, se sabe que Conmebol ya ha propuesto colaborar con las Asociaciones y Federaciones miembros a los efectos de solventar los viajes en corredores sanitarios con chárters. El organismo continental quiere evitar bajo todo concepto que la fase de clasificación a la Copa del Mundo no se dispute este año. Está claro que la respuesta principal para que esto no suceda la tendrá que entregar FIFA, porque si los clubes europeos se niegan a ceder los jugadores no será posible poner a rodar la pelota.

Eliminatorias desde marzo con tres fechas
Uruguay vs. Chile en el Estadio Centenario. Foto: EFE

La variable de iniciar las Eliminatorias en marzo de 2021 también se ha considerado en la órbita de la Conmebol y, según supo Ovación, allí sería necesario que se arrancara con tres fechas en lugar de dos. Es más, por ahora no se piensa afectar el calendario fijado desde hace algún tiempo que permite disputar esta ronda propiciando el enfrentamiento entre los diez países de la Confederación. Para no trastocar este formato sería necesario incorporar algunas otras etapas más con triple jornadas, como incluso FIFA lo remarcó que sería viable para otras confederaciones. Si bien en ese caso se ven facilitados por las cercanías entre los países, lo que colabora con los viajes, en Sudamérica se podría llevar a cabo también con la colaboración de Conmebol para tener vuelos especiales para las delegaciones de las selecciones nacionales. No se descarta, incluso, que algunas fechas FIFA fijadas para el próximo año como partidos amistosos se utilicen como parte del fixture de las Eliminatorias continentales.

Eliminatorias en el Viejo Continente
Martín Campaña en noviembre de 2018, en un Uruguay-Brasil. Foto: Reuters.

Desde el mismo momento que se comenzó a postergar el desarrollo de las Eliminatorias en Sudamérica, debido a la pandemia del COVID-19, apareció la alternativa de que los partidos se llevasen a cabo en Europa. Esta versión surgió desde Argentina ante el conocimiento de que los clubes europeos no iban a estar dispuestos a permitir que sus jugadores llegasen a un continente con registros elevados en la propagación del virus y que eso terminase perjudicándolos a los protagonistas del deporte y a las propias instituciones. Conmebol, que en el pasado supo entablar un acuerdo comercial interesante para que la final de la Copa Libertadores se disputara en Madrid, no ve con buenos ojos que esto se cumpla de esa manera, sin importar la variante económica que puede llegar a reportar la disputa de partidos con estrellas sudamericanas en algún país europeo o en algunas ciudades del Viejo Continente. Para Conmebol la clave está en la respuesta que entregue la FIFA sobre la cesión de los futbolistas.

Eliminatorias con la Copa América
Luis Suárez en el Uruguay vs. Perú de la Copa América 2019

La Copa América como fase de clasificación no asoma como la gran alternativa, ni siquiera tiene consideración entre los primero escenarios que se manejan entre los dirigentes sudamericanos. Aquí la razón es absolutamente contundente: el negocio de los derechos de TV no se quiere perder bajo ningún concepto. Por eso mismo, la insinuación que se ha hecho desde algún país de poder tomar como referencia el torneo continental del próximo año sería ante un estado de emergencia. Si se transitara por una problemática mayor a la que se observa hoy, entonces, podría recurrirse a una resolución de esa naturaleza. La idea que se sustenta entre todos los dirigentes es la de hacer los máximos esfuerzos posibles para que la pandemia no termine generando un problema mayor: algunos países necesitan sí o sí recibir lo que ya fue acordado por la venta de los derechos de televisión de los partidos. El único país de todo el continente que aún no vendió sus derechos es Uruguay.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados