clásico

El impecable primer tiempo de Emilio Mac Eachen

Gran parte de la escasa producción ofensiva de Nacional en la primera mitad se debió al trabajo del zaguero aurinegro.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
En duda. A la baja de Bizera se puede sumar la de MacEachen en la zaga.

En el primer tiempo, Nacional apenas consiguió generar peligro sobre el arco de Migliore. Gran parte de culpa de ello la tuvo el zaguero aurinegro Emilio Mac Eachen, que tuvo una magnífica labor en el centro de la defensa de Peñarol.

El canterano fue la pesadilla de Barcia, al que le tocó anular, aunque cuando la acción lo requirió también supo responder ante Iván Alonso.

Supo ganar todas las pelotas aéreas y cortar bien por abajo cuando hubo que arriesgar, así como achicar cuando aparecían los apuros.

Tampoco dudó a la hora de trancar con dureza en situaciones de peligro, siempre dentro de la legalidad.

Su seguridad fue la de su equipo en el primer tiempo, en el que Mac Eachen dio un gran paso en su crecimiento como zaguero.

Como factor añadido, el defensor aurinegro juega el partido al borde de la suspensión por acumulación de tarjetas amarillas, ya que llegaba con cuatro.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)