FABIÁN Coito

"No tenemos por qué imaginar que van a ser superiores a nosotros"

Luego de acariciar la gloria en 2011 con la selección sub 17, cuando Uruguay fue vicecampeón, y de la experiencia en 2013, Fabián Coito tendrá su primer Campeonato del Mundo sub 20.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: M. Bonjour

Con jugadores en el exterior y con varias caras conocidas del medio local, la Celeste buscará plantarse firme en Nueva Zelanda para sortear de buena forma el grupo D que integrará junto a Serbia, México y Malí. “Este es un plantel que ya tiene un conocimiento previo del último torneo al cual se le hizo algunas incorporaciones, por lo que con esa memoria y con esa base es con lo que vamos a ir al Mundial”, explicó el entrenador de los sub 20 a Ovación, en una entrevista en la que abordó todos los temas.

"Siempre nos sentimos apoyados por los clubes. No hay ninguna queja de ningún tipo. Al contrario: solo agradecimientos", sentenció el entrenador.

"Este es un equipo muy fuerte desde el punto de vista humano y eso se transmite en el compromiso y la solidaridad", dijo sobre los puntos fuertes celestes.

—¿Está conforme con la preparación para este Campeonato del Mundo?

—Sí. La verdad es que tanto yo como el cuerpo técnico estamos muy conformes. Hemos hecho todo lo planificado: buena cantidad de partidos amistosos y el viaje a Nueva Zelanda con una anticipación considerable. Además, tenemos todo el plantel a la orden. Realmente está todo más que bien.

—¿Se quedó con ganas de hacer algo más?

—No. Creo que tampoco para esta instancia se necesitaba una preparación muy larga. Hay que tener en cuenta que este es un plantel que ya tiene un conocimiento previo del último torneo al cual se le hizo algunas incorporaciones, por lo que con esa memoria y con esa base es con lo que vamos a ir al Mundial.

—En cuanto a las incorporaciones, ¿qué características buscó en ellos para reforzar al plantel?

—Agregamos un futbolista en la defensa central (Cristian González), el cual está jugando en Primera División de Danubio y viene con varios partidos internacionales encima. En la mitad de la cancha incluimos a Diego (Poyet), un futbolista de mucha experiencia y que nos da la variante de hacer lo mismo que en el Sudamericano: pasar a jugar con tres mediocampistas. Después está Kevin (Méndez), del cual nunca dudé de sus condiciones, pero en el Sudamericano consideré que había otros futbolistas que podían estar en mejor forma que él. Ahora, nos volvió a demostrar que tiene que tener un lugar en el grupo. Finalmente, Marcelo (Saracchi) que es un jugador zurdo y que se mueve en cualquier puesto de ese sector. Además viene con una reciente experiencia del Sudamericano sub 17. A pesar de ser muy joven, tiene muy buenas condiciones y se ha integrado muy bien al grupo. Puede ser muy útil.

—En el Sudamericano se hablaba mucho de la juventud de Rodrigo Amaral, ya que daba ventaja de edad, pero ahora aparece Saracchi que todavía es menor. ¿Cómo toma eso?

—Rodrigo fue titular. No me animo a decir que Marcelo esté en condiciones de serlo, pero puede ser una muy buena alternativa para ciertos momentos. Por ejemplo, la semana pasada en el amistoso con Honduras se dio la situación de que los laterales no tenían que ser necesariamente jugadores de recuperación o tan defensivos y se le dio el espacio a él. Esto mismo puede suceder por la necesidad de ir a buscar el resultado. Por el sector izquierdo, apostando al desborde y a la velocidad, es una función que él puede cumplir muy bien y nos puede aportar.

—Suma a Diego Poyet y Kevin Méndez desde Europa. Guillermo Cotugno y Franco Acosta fueron transferidos después del Sudamericano y también vienen desde el Viejo Continente junto con Ramiro Guerra que se formó allá. ¿Este plantel mundialista tiene un salto de calidad respecto al que vimos en enero?

—Pienso que sí. También lo hay en los que no han ido a Europa todavía. En este tiempo, estos muchachos se han consolidado y ganando en confianza. Están mucho más seguros de ellos mismos y eso en definitiva enriquece a todo el plantel.

—Salvo el caso de "Josema" Giménez, que ya se sabía de antemano que no podía estar en el Mundial, contó con todos los jugadores que quería del exterior. En el medio local, ¿siempre se sintió respaldado? Se lo pregunto porque en un momento se discutió si Nacional prestaba o no a Gastón Pereiro.

—Siempre nos sentimos apoyados por los clubes. No hay ninguna queja de ningún tipo. Al contrario: solo agradecimientos; y eso está bueno dejarlo bien en claro.

—Me imagino que debe ser difícil desafectar a cualquier jugador, pero en un caso como el de "Toti" Faber, que lo tiene desde los 15 años, ¿le cuesta un poquito más?

—Sí, por supuesto. En la decisión, no puede haber un porcentaje alto de la parte afectiva, sí en lo que viene después de la decisión. El caso de él es muy particular. Él no había estado en la sub 15, yo lo incorporé y desde ese momento, nunca se había perdido una convocatoria. Hemos hecho muchísimos viajes y pasado varias cosas juntos, pero tomando en cuenta diversos factores, el número de jugadores que llevamos en esa zona y las características que nos dan unos y otros, creemos que los jugadores que seleccionamos ahora cumplen la tarea que pretendemos realizar. Después, en la parte humana, el caso de "Toti" es indiscutible. Es una excelente persona.

—¿Cuáles son los objetivos para el Mundial?

—Consideramos que estamos muy bien. Ahora hay que redondear una buena preparación y llegar en buenas condiciones al debut para intentar llegar lo más lejos posible. Imaginar posiciones es muy difícil, porque depende de los cruces, de cómo te levantás ese día, de las lesiones que puedan existir… Por ejemplo, lo que nos pasó con Mauricio Lemos en el Sudamericano (fue operado de apendicitis). Son cosas que nunca pensás que te van a suceder. No digo que no hayamos ganado porque él no estaba, pero él venía constituyéndose en un jugador muy importante para el equipo. Entonces, ese tipo de situaciones intervienen. De no pasar nada anormal, creo que estamos muy bien para poder meternos entre los mejores.

—¿Qué sabe de las otras selecciones que integran el grupo de Uruguay? ¿México es el rival a vencer?

—El rival a vencer siempre es el primero, porque después todo va a ir en función de los resultados. Ahí ya cambian los ánimos y siempre hay que tener en cuenta aspectos como en qué condiciones sanitarias llegan los equipos o mismo las suspensiones. Esas cosas en los torneo cortos y donde se juega cada pocos días, influye muchísimo. Nosotros nos hemos concentrado en el debut, en apuntar bien a Serbia y en llegar lo mejor posible. Trabajaremos a partir de eso, mirando de reojo un poco a los otros rivales, pero siempre haciendo foco en el primer partido.

—¿A qué le deben temer los rivales de este Uruguay?

—Este es un equipo muy fuerte desde el punto de vista humano y eso se transmite en el compromiso y la solidaridad que a la hora de jugar, en un deporte colectivo, termina siendo muy importante. Nosotros tenemos cosas soñadas o imaginadas que el objetivo nuestro es llevarlas a cabo a medida que vayan transcurriendo los partidos. Es un plantel con mucha calidad. Tenemos muy buenos jugadores en todas las líneas. No tenemos por qué imaginar que van a ser superiores a nosotros. Se va a dar en algún partido, porque el fútbol es así, pero intentaremos tener elementos en la preparación que nos permitan poder revertir ese tipo de situaciones.

Ahora tiene su Mundial sub 20.

Fabián Coito es sinónimo de selección uruguaya. Su nombre aparece ligado a la Celeste y se hace difícil asociarlo a otra institución. Pasó por todas las categorías y con gran suceso. De 2007 a 2009 estuvo al frente de la sub 15 y de 2010 a 2014 en la sub 17. Desde 2014, se encuentra en la sub 20. Como si fuera poco, también se hizo cargo de la mayor en los amistosos que se disputaron después del Mundial de Brasil, en tanto Óscar Washington Tabárez definía su continuidad. En sub 15, dirigió los Sudamericanos de Brasil 2007 y Bolivia 2009 en los que finalizó segundo y cuarto, respectivamente. En sub 17, fue segundo en el Sudamericano de Ecuador 2011 y vicecampeón en el Mundial de México. En 2013, en el Sudamericano de Argentina, fue cuarto y en el Mundial de Emiratos Árabes Unidos terminó entre los ocho mejores. Este año, ya en la sub 20, finalizó tercero en el Sudamericano. Tendrá su primer Campeonato del Mundo en esta categoría.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)