FÚTBOL

Ifrán anunció su retiro a los 30 años

"Hoy me siento con esa ambición de disfrutar de la vida en mis otras pasiones como lo es mi familia, amigos, el pueblo, el campo, los caballos, vivir", explicó.

Ifrán
Ifrán
Foto: archivo El País
Foto: archivo El País
Diego Ifrán. Foto: LFP
Diego Ifrán. Foto: LFP
Diego Ifrán. Foto: F. Ponzetto
Diego Ifrán. Foto: F. Ponzetto
Diego Forlán y Diego Ifrán. Foto: F. Ponzetto
Diego Forlán y Diego Ifrán. Foto: F. Ponzetto
Diego Ifrán. Foto: Marcelo Bonjour
Diego Ifrán. Foto: Marcelo Bonjour
Diego Ifrán. Foto: Mauricio Ifrán
Diego Ifrán. Foto: Mauricio Ifrán

Que un futbolista decida retirarse a los 30 años es noticia. Y que ese jugador sea un goleador, mucho más. Es lo que sucedió ayer con Diego Ifrán, el delantero uruguayo que decidió colgar sus “botines” y cerrar así, su estensa trayectoria en el fútbol.

“He decidido cerrar un ciclo en mi vida que me hizo aprender, soñar, luchar, extrañar. Llegué a cumplir más de lo que yo me imaginaba. Siendo un niño soñando jugar en Peñarol, poder haber ido a jugar a Europa, volver y estar en la inauguración del Campeón del Siglo y al mismo tiempo saliendo Campeones Uruguayos, fue el primer sueño que tenía y gracias a todo el camino recorrido se pudo hacer realidad”, escribió en un comunicado que publicó en redes sociales.

Ifrán, desde sus inicios en Fénix, se destacó como un delantero veloz, incisivo, con gran olfato de gol, y pese a su porte, como un gran cabeceador, un goleador nato, de área, de esos que no abundan en el fútbol de hoy día.

Sus actuaciones, sus definiciones implacables, lo llevaron a recalar en Danubio, donde volvió a demostratr sus condiciones de artillero. Sus goles le abrieron las puertas en el fútbol europeo, donde llegó para confirmar sus habilidades dentro del área. Y fue goleador en la Real Sociedad, donde vivió cuatro temporadas a puro gol.

De la Real Sociedad, al Deportivo La Coruña, pero las lesiones le empezaron a jugar en contra, y ya no tuvo la misma efectividad. De todas formas, Ifrán siempre dejó su sello.

“Hoy me siento con esa ambición de disfrutar de la vida en mis otras pasiones como lo es mi familia, amigos, el pueblo, el campo, los caballos, vivir... Vivir sin tener compromisos de fechas, de presión, de ser libre en lo que hago y empezar a disfrutar de todo esto que me perdí de hacerlo durante estos casi 15 años”, agregó en su comunicado.

Se dio el gusto de jugar en Peñarol, de hacer goles con la aurinegra y de calzarse la casaca número 9, un viejo sueño que pudo hacer realidad, como él mismo lo contó en redes sociales. Colgó los botines un goleador. Paz para los arqueros.

Diego Ifrán, de 30 años, jugó en Fénix (2006/2008), Danubio (2008/2010), Real Sociedad (2010/2014), Deportivo La Coruña (2014), Tenerife (2015), Peñarol (2015/2016) y Sporting Cristal (2016/2017).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)