SUECIA

Ibrahimovic: "Si quiero estar en el Mundial, ahí estaré"

El delantero de Los Ángeles Galaxy se ilusiona con formar parte del plantel que estará en Rusia.

Foto: EFE
Foto: EFE

Cuando alguien como Zlatan Ibrahimovic, el señor de los logros imposibles, establece sin rodeos: “extraño al equipo nacional”, las puertas soldadas y cerradas con varios candados pueden llegar a abrirse. Y ni siquiera es imaginable que la FIFA pueda detener su retorno a la selección y hasta su presencia en la Copa del Mundo.

El excapitán de 36 años, que se retiró de Suecia después de la Eurocopa 2016, recurrió a sus arrogantes frases para establecer lo que se imagina para el futuro. “Si quiero, lo hago. Si yo quiero estar, pues ahí estaré”.

Es Zlatan y tiene una fe enorme para derrumbar todo lo que se le interponga en el camino. Pero hay varias puertas para demoler. La primera es la postura del DT de Suecia, Janne Andersson, quien no se ha manifestado tan dispuesto a ir corriendo detrás del delantero.

“Si los jugadores cambian de idea deben hacérmelo saber, entonces tendremos una discusión. Zlatan es bienvenido si quiere llamarme”, indicó Andersson al explicar que el adiós a la selección se produjo por la determinación del futbolista.

La otra puerta que debe caer es la de la opinión pública. El regreso del goleador más prolífico del país -62 goles en 116 juegos- ha generado división. Los que defienden que las puertas se mantengan cerradas ponen arriba de la mesa un hecho deportivo muy concreto: Suecia sobrevivió a grupo clasificatorio que incluyó a Francia y Holanda antes de dejar afuera de la Copa del Mundo a la mismísima Italia.

Por ejemplo, el comentarista de la televisión SVT, Daniel Nannskog, dijo: “ahora tenemos un equipo que lucha por el otro y ha jugado una fantástica ronda de clasificación”.

La última barrera es el problema que supondría para la FIFA el siguiente detalle: Zlatan es la imagen de una casa de apuestas deportivas y el Código de Ética señala que ningún futbolista puede mantener alguna relación con una empresa dedicada al área de las apuestas.

Para Zlatan, esto no representa un impedimento. “Esta no es una cuestión de si la FIFA quiere o no, solo depende de mí y de lo que yo quiero”, sentenció.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)