INGLATERRA

La huelga de los jugadores británicos al racismo en redes sociales

A través del Sindicato de Futbolistas Profesionales de Inglaterra y Gales (PFA) anunciaron una medida de no usar Twitter, Facebook ni Instagram durante 24 horas. Se sumaron gremios de todo el mundo. 

Mohamed Salah festejó su golazo en el Liverpool vs. Chelsea con una posición de yoga
Pese a los insultos de la tribuna rival, Salah practicó una pose de yoga tras su gol. Foto: EFE

Un día entero sin redes sociales: esa es la forma en que los futbolistas de Inglaterra lanzaron un mensaje a las autoridades para alertarlos de que es necesario luchar más a fondo contra el racismo en los estadios y en Internet.

Bajo el lema #Enough (“Suficiente”), el Sindicato de Futbolistas Profesionales de Inglaterra y Gales (PFA) pidió a los jugadores que se abstengan de publicar en sus cuentas de Twitter, Facebook e Instagram entre las 9.00 de la mañana de ayer y las 9.00 de hoy (horas del Reino Unido).

“Este viernes le vamos a mandar un mensaje a todo aquel que insulte a futbolistas desde el público o a través de Internet. No vamos a permitirlo”, afirmó Troy Deeney, jugador del Watford, uno de los responsables de la iniciativa.

El comunicado de la PFA indicó: “Durante los últimos meses, tanto a escala nacional como internacional, se han producido varios incidentes racistas muy mediatizados en contra de futbolistas. Este boicot es una señal de unidad por parte de los jugadores y un llamamientos a las redes sociales y a las autoridades del fútbol para que tomen medidas más firmes en respuesta a los insultos racistas, tanto dentro como fuera del campo”.

“Los futbolistas son conscientes de que estos incidentes racistas son reflejo de problemas sociales. Saben hasta qué punto el racismo puede ser perjudicial y quieren usar estas plataformas para inspirar cambios que beneficiarán a los jugadores, al fútbol y a la sociedad en su conjunto”, dijo el sindicato.

Varios episodios se registraron en los últimos meses con expresiones racistas, incluso en partidos de la selección inglesa. Futbolistas como Mohamed Salah, Ashley Young, Danny Welbeck, Moussa Sissoko, Raheem Sterling, Michy Batshuayi, Pierre Aubameyang y Chris Smalling, entre otros, denunciaron haber recibido insultos racistas y antisemitas.

La FIFA anunció ayer su respaldo a la medida. “La FIFA está comprometida en el combate al racismo y a cualquier tipo de discriminación, no solo en el fútbol sino en toda la sociedad”, indicó a través de un comunicado.

Los casos, en aumento

La organización Kick It Out, que lucha contra el racismo, reportó en noviembre que las denuncias de agravios subieron 11%.

Todo tipo de insultos

Los jugadores negros reciben burlas, Salah es llamado “terrorista” y los hinchas rivales tienen canciones antisemitas contra Tottenham.

Apoyos de todos lados. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)