supercopa de españa

No hubo milagro y el Athletic es supercampeón

El Athletic de Bilbao levanta un título 31 años después al coronarse campeón de Supercopa. El Barça inició la remontada con el gol de Messi, pero tras la expulsión de Piqué quedó sentenciado. Aduriz hizo el 1-1 definitivo.

Todos esperaban en el Camp Nou que el héroe fuese una vez más Messi, pero el argentino no pudo más que dar una ilusión cuando moría el primer tiempo tras un pase de pecho de Luis Suárez.

El héroe para los vascos volvió a ser Aduriz, el delantero centro con ambición, fuerza y hasta suerte, como la que tuvo en el gol. Casi un penal frente a Bravo que el chileno logró atajar pero el rebote le cayó al autor del triplete histórico del viernes pasado en San Mamés.

A los ojos de los neutrales el villano fue Piqué que se quedó a reclamar un fuera de juego que casi termina en gol rojiblanco y luego le dijo de todo al línea. Resultado: dejó a su equipo con 10. Si con 11 era difícil hacer 4 goles, con 10 las cosas se ponían cuesta arriba.

A los ojos culés, el villano fue el árbitro Velasco Carballo por expulsar al defensa en el minuto 48 y por dejar que los vascos recurrieran a la pierna fuerte. Y, para colmo, madrileño.

El Barcelona apostó por su alineación titular, salvada la ausencia de Neymar. Intentó jugar la pelota y se vio a Messi probando por derecha, pero también por izquierda. Luis Suárez pudo hacer con él un par de paredes pero no terminaron en la red, que era lo que el estadio exigía.

El gol al final del primer tiempo no dio la oportunidad del levante anímico correspondiente, porque solo hubo un minuto de descuento.

A la salida de la segunda parte el cuadro de José Valverde insinuó cierto peligro, porque la defensa seguía insegura. Hubo dos oportunidades posteriores del Barça en los pies de Pedro y Rakitic, hasta que cayó el guadañazo de Aduriz a 15 minutos para el final.

Suárez se empeñó en rescatar alguna pelota ante la ordenada defensa bilbaína y estuvo a punto de marcar cuando logró llevarse la pelota y enfrentarse al golero Iraizoz pero su remate salió desviado.

El estadio estuvo casi lleno. Había de todo: desde culés de pura cepa (los menos), hasta alguno que otro con la camiseta del Real Madrid (¡valiente locura!), muchísimos turistas (tal vez la mayoría) y un puñado de vascos.

Cuando terminó el partido las ikurriñas se asomaron a los balcones de las tribunas. Mientras sus compañeros aplaudían la entrega de la Supercopa de España al capitán del Bilbao, Messi mantenía sus manos cruzadas a la espalda. Hace poco otro equipo rojiblanco dio la vuelta en el Camp Nou, fue el Atlético de Madrid una filial histórica del cuadro vasco.

La última copa que levantó el Athletic fue hace 31 años y fue contra el Barcelona. La ilusión azulgrana de lograr seis campeonatos en un año, quedó trunca.

Por cosas del destino futbolero, el Barça tendrá que volver a Bilbao el domingo a verse las caras con sus verdugos, en el comienzo de la Liga española.

¿Una pesadilla que no termina? ¿O el nuevo comienzo?

BARCELONA 1 - 1 ATHLETIC CLUB

Barcelona: Bravo; Dani Alves, Piqué, Mascherano, Mathieu, Sergio Busquets, Rakitic (68' Sandro), Iniesta, Messi, Luis Suárez y Pedro (68' Munir).

DT: Luis Enrique

Athletic Club:
Iraizoz, De Marcos, Etxeita (68' Elustondo), Laporte, Balenziaga, Gurpegi, Beñat, Eraso, Bóveda, Susaeta y Aduriz.

DT: Ernesto Valverde

Gol: 44' Messi (B), 74' Aduriz (A)

Árbitro: Velasco Carballo

Roja: 56' Piqué (B), 86' Sola (A)

Amarillas: Bóveda (A), Eraso (A), Pedro (B), Beñat (B)

Estadio: Camp Nou

Aduriz festeja el gol del Athletic. Foto: EFE
Aduriz festeja el gol del Athletic. Foto: EFE
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)