COPA LIBERTADORES

Hubo de todo, menos goles

Nacional y River Plate empataron 0-0 por la fecha 2 de la Copa en un duelo que tuvo muchas ocasiones de gol, pero en el que triunfaron los arqueros. El asistente no vio un claro gol de Barcia que rebotó adentro del arco y Carrasco fue expulsado en la segunda mitad.

Habitualmente un 0-0 deja poco por decir, pero no es el caso de este. Nacional y River Plate dejaron mucha tela para cortar, aunque no precisamente por las buenas cosas que mostraron.

Como primera cosa, fue injusto que no ganara el tricolor, pues fue despojado del triunfo por una mala decisión arbitral. Sin embargo, desde los merecimientos no fue tan injusto el resultado.

La jugada clave se dio a los 68’, cuando Alfonso Espino (de gran partido) se lanzó al ataque como tantas veces lo hizo anoche, filtró la pelota para el ingreso de Barcia y éste definió de puntín para poner la pelota arriba; dio en el travesaño, bajó y picó claramente adentro del arco. Fue gol, pero ni el árbitro Carrillo ni el línea Rául López lo convalidó.

No hay discusión: debió haber ganado Nacional. Ahora, que lo haya merecido es otra cosa. El tricolor no jugó bien, como tampoco lo hizo River Plate.

Tan incomprensible como que el árbitro no haya convalidado el gol lo es:
• Que Munúa haya decidido sacar a Sebastián Fernández y Leandro Barcia, los mejores delanteros que tuvo anoche, y haya dejado los 90’ a Kevin Ramírez. Esto le valió la rechifla del público al momento de la salida de “Papelito” y cuando terminó el partido y el técnico se fue por el túnel.

• Que Juan Ramón Carrasco haya mutado tanto su estilo, al punto de que River Plate se preocupa más de defender que de atacar. Es verdad que metió un tiro en el palo (Michael Santos), pero fue de tiro libre. También que tuvo más velocidad de punta que Nacional, pero atacó muy poco.

• Que Nacional haya ejecutado mal la mayoría de sus centros, aun reconociendo que el viento molestó.

• Que el tricolor buscara tan poco lanzar en los mano a mano a Barcia contra Agustín Ale, quien tuvo una noche terrible, sobre todo con la pelota. No se la pasó a un compañero ni en los laterales.

• Que Munúa se haya guardado un cambio incluso teniendo a Léo Gamalho en el banco, cuando terminó lanzando centros ante una defensa de River que dominó el juego aéreo.

• Que el técnico tricolor haya dicho que no vio necesidad de hacer otro cambio porque veía al equipo jugando muy bien, cuando claramente perdió la batalla táctica, ya qeu River le copó la mitad de la cancha con un gran trabajo de Ángel Rodríguez para anular a los dos tractores tricolores que son Porras y el “Colo” Romero. Ninguno tuvo incidencia en el ataque.
¿Hubo algo positivo? Sí: la seguridad que dieron ambos arqueros, el despliegue de Espino y Ángel Rodríguez y, para River Plate, el punto que sacó de visitante, que en la Copa no es poco.

NACIONAL 0 – 0 RIVER PLATE

Cancha: Gran Parque Central

Árbitro: Víctor Hugo Carrillo (Perú). Asistentes: Johnny Bossio y Raúl López (Perú). Cuarto árbitro: Michael Espinoza (Perú).

NACIONAL. Esteban Conde; Jorge Fucile, Sebastián Gorga, Diego Polenta, Alfonso Espino; Santiago Romero, Gonzalo Porras; Leandro Barcia (80' C. Tabó), Sebastián Fernández (80' I. González), Kevin Ramírez, Nicolás López. D.T. Gustavo Munúa.

RIVER PLATE. Nicola Pérez; Cristian González, Ronaldo, Darío Flores, Agustín Ale; Matías Jones (84' R. Flores), Ángel Rodríguez, Bruno Montelongo (56' F. Gorriarán), Sebastián Ribas; Michael Santos, Nicolás Schiappacasse. D.T. Juan Ramón Carrasco.

Amarillas: J. Fucile (N), S. Ribas (RP), Ronaldo (RP), A. Rodríguez (RP), K. Ramírez (RP)

Nacional-River Plate. Foto: Darwin Borreli.
Nacional-River Plate. Foto: Darwin Borreli.
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)