PEÑAROL

Hubo fiesta en Rivera

La delegación carbonera fue recibida por bullangueros hinchas en la tierra natal del “Profesor”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Luis Aguiar

Se habló más de Rivera que de otra cosa durante la semana previa al partido que se jugará esta noche entre Tacuarembó y Peñarol en el estadio Atilio Paiva Olivera.

Las entradas se vendían como pan caliente y el departamento, históricamente carbonero, se preparaba para recibir al equipo dirigido por uno de sus hijos más queridos: Pablo Bengoechea.

Los hinchas locales sólo querían saber en qué hotel se iba a alojar la delegación de Peñarol y a qué hora llegaban a la ciudad. Ya a media tarde un fuerte dispositivo de seguridad rodeaba el hotel "Casino Rivera", esperando por los futbolistas y obviamente por el "Profesor".

Pasadas las 20:10 horas de Uruguay, mientras del otro lado de la calle, eran las 19:10 horas, llegó Peñarol a Rivera.

Durante más de una hora, un grupo de bullangueros hinchas, aguardaron entonando canciones, la llegada del equipo mirasol.

Pablo Bengoechea fue el primero en bajar del ómnibus que recorrió 520 kilómetros para trasladar al plantel carbonero desde Los Aromos hasta el hotel "Casino Rivera" ubicado en pleno centro de la ciudad fronteriza, en la intersección de las calles Treinta y Tres y Uruguay, frente al viejo casino.

Los futbolistas fueron descendiendo del rodado y siguieron los pasos de su entrenador. Con cánticos, aplausos, banderas y gritos los hinchas locales recibieron a los aurinegros. Tal como se suponía, el equipo del "Profesor" será local esta noche en su tierra natal.

"Me siento un riverense de ley, estoy muy contento de haber nacido ahí. Tengo un gran relacionamiento con mi departamento", dijo el técnico mirasol antes de partir de Montevideo. Sin embargo, agregó bromeando, que su presencia sólo sumaría dos hinchas: a su madre y a su hermano.

No fue Rivera el único lugar en que la delegación aurinegra recibió el cariño de sus hinchas. Ya durante el recorrido y a medida que el ómnibus se iba acercando a la ciudad fronteriza iban apareciendo al costado de la ruta, grupos de parciales con banderas y carteles, que saludaban a los futbolistas y obviamente, al entrenador.

El dispositivo de seguridad dispuesto por la Jefatura de Policía para la llegada de Peñarol a Rivera fue extraordinario. Desde el principio, los uniformados, y los funcionarios del hotel, advirtieron que los parciales no podrían pasar el vallado colocado en las inmediaciones del hotel "Casino Rivera". Hoy, durante todo el día, la Jefatura de Policía y la Inspección General de la Intendencia departamental, movilizarán a decenas de efectivos, buscando evitar cualquier tipo de sorpresa desagradable.

Por la noche, en el estadio Paiva Olivera, la seguridad estará a cargo del Ministerio del Interior. Entre las medidas anunciadas, se prohibe el ingreso con termo y mate lo mismo que la pirotecnia.

"Tenemos que seguir creciendo como equipo y mejorar respecto a partidos anteriores", dijo Bengoechea. "El resultado siempre es lo que importa, pero si se tiene un buen funcionamiento hay más probabilidades de conseguir un buen resultado", añadió el riverense.

"Todos los equipos son difíciles y Tacuarembó se está jugando una posibilidad muy importante porque se quiere quedar en Primera. Ellos tienen sus armas y nosotros las nuestras", dijo Bengoechea sobre el rival de esta noche.

Un carnaval recibió anoche a Peñarol en Rivera. Seguramente la fiesta continuará hoy en el estadio.

Por seguir sumando de a tres

Peñarol viaja a Rivera para enfrentar a Tacuarembó por la tercera fecha del Clausura. El equipo de Pablo Bengoechea intentará seguir por el mismo camino con el que comenzó el torneo: el de las victorias. Cabe recordar que los aurinegros golearon en los dos primeros partidos, frente a Cerro y Juventud de Las Piedras respectivamente, pero en ambos partidos pasaron momentos de zozobra. El propio técnico mirasol reconoció que el juego de su equipo no había sido acorde con los resultados. Y admitió que debían mejorar. Lo que espera conseguir en su tierra natal.

Peñarol debe seguir ganando porque su único objetivo es ganar el Clausura. Tacuarembó también necesita sumar de a tres, pero porque lucha por quedarse en Primera. Castelli no saldrá a defenderse, por algo esta vez colocará a Siqueira junto al interminable Aldo Díaz en el ataque.

Tacuarembó y Peñarol jugaron en 25 ocasiones por el Uruguayo, con un triunfo de Tacuarembó, 19 de Peñarol y cinco igualdades.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)