PEÑAROL

Es hora de los Novick

Marcel se quedó con la titularidad y Hernán pide cancha con goles.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Novick

Marcel Novick fue titular por primera vez en la era de Jorge Da Silva frente a Danubio, en el primer partido oficial que jugaron los carboneros en el Campeón del Siglo. Cabe destacar que hasta ese momento, el volante había jugado sólo cinco minutos en el Clausura cuando Peñarol le ganó 5 a 1 a Defensor Sporting. Entró para sustituir a Nahitan Nández ya con el partido totalmente liquidado.

Pero los 90 minutos jugados bajo lluvia frente a los danubianos en el nuevo estadio, le bastaron a Novick para quedarse con el puesto. Tanto que esa noche se fue ovacionado por los hinchas.

Repitió en Buenos Aires frente a Huracán por la Copa Libertadores, donde volvió a tener un buen rendimiento y luego lo reservaron, junto a varias figuras para jugar con Rentistas, por eso no estuvo el martes frente a Sporting Cristal.

Justamente, en ese partido el que se destacó fue su hermano Hernán. El menor de los Novick ingresó a los 68 en lugar del debutante Diego Rossi y tres minutos más tarde aprovechó un rebote para anotar el segundo gol aurinegro y acortar distancias con el equipo peruano (2-3).

"Fue una pelota que le llegó al Chorri (Palacios) y él siempre define de primera. Yo lo conozco y por eso sabía que le iba a dar al arco de primera, entonces fui a buscar el rebote por si el arquero lo daba. Y se dio así, dio un rebote cortito y por suerte llegué y la pude colocar contra el palo", explicó Hernán, quien durante mucho tiempo integró el equipo suplente en las prácticas de fútbol en Los Aromos junto a Palacios y por eso conoce a la perfección sus movimientos.

Ocho minutos después de ese gol, Hernán Novick volvió a convertir y empató el partido, que luego los aurinegros terminaron ganando convenciendo aún más a sus hinchas, de que no pueden perder en su nueva casa.

"Fue otra pelota para el Chorri. Traté de quedarme más atrás para darle un pase a él. En primera instancia pensé en pegarle de primera, pero vi que la defensa se había quedado un poco más atrás y que me daba para hacer un toque más. Entonces la paré y la pude colocar contra el palo", contó el volante sobre su segunda conquista, la que logró con un remate cruzado.

"Lo que espero es lo mismo que esperaba cuando llegué a Peñarol. Darle una mano al equipo", dijo Hernán con humildad. Sin embargo, ni él ni su hermano tuvieron muchas posibilidades de jugar, ni con Jorge Fossatti como entrenador, ni con Pablo Bengoechea.

Cabe recordar por ejemplo, la poca participación que tuvieron los hermanos en el torneo Apertura. Marcel nunca fue titular e ingresó solamente en tres oportunidades. Frente a Rentistas, cuando sustituyó a Luque a los 84, en el clásico cuando entró por Ifrán a los 90 y ante Juventud, cuando ocupó el lugar de Ifrán a los 86. Estuvo en el banco en otras nueve oportunidades sin entrar y no integró el banco de relevos en tres oportunidades.

Hernán, por su parte, tuvo todavía menos participación que Marcel en el pasado Apertura. Estuvo en el banco solamente en cuatro oportunidades e ingresó una sola vez. Fue en la segunda fecha frente a El Tanque Sisley cuando sustituyó a Luis Aguiar a los 71. En las restantes once fechas no estuvo en el banco.

"Uno tiene que estar pronto más allá de lo que opine el técnico. Yo trabajo día a día para aprovechar las oportunidades cuando me toquen. Todos queremos estar, lo fundamental es hacer todos los días las cosas bien para cuando llegue el momento de jugar. A Marcel le dieron la chance de ser titular y lo hizo muy bien. Estoy contento por él", dijo Hernán, quien sabe que en el plante auriengro hay muchos jugadores de buen pie, lo que juega en su contra.

"Nuestro objetivo es ganar el Clausura y quedarnos con el Uruguayo sin finales. Estamos demostrando en estas últimas fechas la rebeldía y las ganas de ganar que tiene el equipo. Se vio en Buenos Aires donde se hizo tremendo partido y dejamos todo. Hoy estamos más tranquilos porque hemos mejorado. Ojala sigamos así, ahora tenemos una final con Rentistas y la tenemos que jugar como si fuera la última para poder levantar la copa", se ilusiona Hernán, quien llegó a Peñarol en 2014, dos años después que su hermano mayor. Hoy, parece haber llegado la hora de los Novick.

Práctica - Regenerativo.

El plantel carbonero entrenó ayer por la tarde en Los Aromos. Los que jugaron ante Sporting Cristal hicieron un regenerativo y el resto un movimiento reducido en la cancha de césped sintético. Siguen trabajando en forma diferenciada Ifrán y Affonso. Freitas con normalidad.

Entradas - Rentistas solidario.

Cabe destacar que cada dos entradas que se vendan para el partido ante Peñarol, Rentistas donará una bolsa de portland para la reconstrucción de Dolores. Redpagos se sumó y anunció que cada 1000 entradas donarán 1000 ladrillos a las zonas devastadas.

Marcel - Y de la mano de Don Gregorio...

Marcel nació en Montevideo el 11 de octubre de 1983. Llegó a Peñarol en 2012, cuando el equipo era dirigido por Gregorio Pérez. Lo hizo tras defender a Rampla Juniors, Villa Española, El Tanque, Rocha y Fénix. Gregorio fue muy criticado cuando solicitó la contratación del volante, quien sin embargo, no demoró en ganarse el corazón de los hinchas carboneros por su gran entrega.

Hernán - Un gol que se hizo esperar.

Hernán Novick nació el 13 de diciembre de 1988 en Montevideo. Llegó a Peñarol en el año 2014, siguiendo los pasos de su hermano mayor. Lo hizo desde Fénix, donde había jugado los últimos tres años. Antes defendió a El Tanque y Villa Española. Demoró casi un año y medio en anotar su primer gol en Peñarol, pero valió la pena. Fue hace un año, en un clásico y de tiro libre.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)