EL ANáLISIS

Entre los "hooligans" y el Tróccoli

Cada vez que aparece la violencia en el fútbol uruguayo, se escucha “¿por qué no hacen como Inglaterra con los ‘hooligans?” a fines del siglo pasado.

Primero, son realidades diferentes: los ingleses invirtieron en logística de seguridad plata que acá falta, y a los estadios va público como el que aquí asiste a partidos de Eliminatorias, pues las entradas son caras hasta para un trabajador británico; a mayor población, al fútbol de Inglaterra esa franja de “clientes” le alcanza.

Hay más, sin embargo. Por motivos, que en el plano legal de Uruguay son asépticamente válidos, los revoltosos del Tróccoli quedaron libres y pasarán al Tribunal de Faltas, que sólo les impondrá tareas comunitarias. Pues bien, el 13 de abril de 2013 un hincha de Newcastle le pegó una trompada en el hocico al caballo de un policía y, entendiendo que así corrió riesgo la vida del guardia, el juez le dio un año de cárcel.

¿Qué será más directamente peligroso? ¿Eso o que 100 personas acorralen a 10 efectivos a pedradas y a punta de bengalas? Es como el fútbol: el reglamento es uno, pero hay quiénes ponen más “garra” para moverse dentro de ese marco.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)