PEÑAROL

La historia de Roberto Chery ya es centenaria

Peñarol realiza hoy su homenaje al arquero que murió por la Celeste durante la Copa de América de 1919

Testimonio. La Copa Roberto Chery en la sede aurinegra.
Foto: Darwin Borrelli

Peñarol realizará hoy a las 19 horas, en su museo, un homenaje a Roberto Chery, el arquero del club que murió defendiendo a la Celeste en el Sudamericano de Río de Janeiro 1919.

La trágica historia del Poeta del arco conmovió al país y al fútbol del continente en su momento, pero las nuevas generaciones tal vez desconozcan los detalles de aquel episodio registrado hace justo un siglo.

Roberto Chery nació en el Barrio Sur montevideano en 1896. Empezó a atajar en el Aniceto Camacho, un equipo de la Liga Anglo Uruguaya. Muy joven se fue a probar a Peñarol junto a dos amigos de la zona, Isabelino Gradín y Antonio Campolo, después grandes figuras del club.

Le decían Poeta por su afición a escribir versos y también por su estampa enjuta, como la de los escritores románticos de aquel tiempo.

Luego de su fulgurante aparición en primera con los colores aurinegros, Chery fue campeón uruguayo de 1918. Y fue citado para la Selección uruguaya que jugaría la Copa América de 1919. Debutó con la Celeste el 17 de mayo de ese año, frente a Chile, en el segundo partido de aquel torneo disputado en el viejo estadio de Fluminense, Laranjeiras. Uruguay se impuso esa tarde 2-0; terminaría perdiendo el título ante Brasil en un largo desempate, que incluyó dos alargues.

Según la prensa, el joven arquero uruguayo cumplió una gran actuación, evitando al menos un par de goles chilenos. Pero el esfuerzo realizado en una de esas incidencias le provocó el estrangulamiento de una hernia. Completó aquel partido, pero como siguió experimentando malestares fue internado días después en la misma ciudad de Río. El 30 de mayo fue operado de urgencia pero falleció pocas horas después debido a una peritonitis.

Los homenajes al arquero comenzaron inmediatamente: como sus desconsolados compañeros prefirieron emprender el retorno sin demoras a Montevideo, Brasil y Argentina jugaron dos días después por la Copa Roberto Chery. En un gesto muy singular, los brasileños vistieron la camiseta de Peñarol y los argentinos la de Uruguay. Empataron 3 a 3 y el trofeo fue donado a Peñarol. Esa misma copa presidirá hoy el homenaje del club, junto a un antiguo busto de Chery presente desde siempre en la sede.

Pocos días más tarde se jugó un clásico en el Parque Central, cuya recaudación fue entregada a la familia del infortunado golero. Hubo más reconocimientos e incluso se fundó un club llamado Roberto Chery, que llegó a competir en la Federación Uruguaya de Football en la década de 1920.

El 15 de junio de 1919 los restos de Chery llegaron vía marítima a Montevideo. Miles de personas acompañaron el cortejo fúnebre. Entre los que lo despidieron estaban los jugadores de la selección argentina, otra demostración solidaria del fútbol sudamericano.

La Asociación de Historiadores e Investigadores del Fútbol Uruguayo (AHIFU), fundada a comienzos de 2019, realizará otro homenaje a Chery el martes 11 de junio.

La Copa América vuelve a Río de Janeiro en pocos días: sería importante un tributo también de la Conmebol al único futbolista fallecido durante los más de cien años de disputa del certamen.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)