mundial sub 17 femenino

Una historia repetida

Al igual que en la Copa del Mundo de 2012, Ghana superó a Uruguay por 5-0 y provocó un debut muy doloroso para las chicas celestes

Uruguay vs. Ghana en el Charrúa. Foto: Gerardo Pérez
Uruguay vs. Ghana en el Charrúa. Foto: Gerardo Pérez
Uruguay vs. Ghana en el Charrúa. Foto: Gerardo Pérez
Uruguay vs. Ghana en el Charrúa. Foto: Gerardo Pérez
Uruguay vs. Ghana en el Charrúa. Foto: Gerardo Pérez
Uruguay vs. Ghana en el Charrúa. Foto: Gerardo Pérez
Uruguay vs. Ghana en el Charrúa. Foto: Gerardo Pérez

Fueron 15 minutos de paridad, poco más de eso. Uno puede ser demasiado crítico teniendo en cuenta el marcador final, pero lo cierto es que las chicas celestes hicieron todo lo que estuvo a su alcance, pero les tocó un debut muy complicado ante la mejor clasificada de África y que demostró todo su potencial en lo físico para quedarse con un triunfo por 5-0 en su estreno.

Parece difícil, cuando las celestes se enfrentaron, por ejemplo, a una jugadora ghanesa que disputa su tercer Mundial y eso que es Sub 17, habiendo jugado el primero con solamente 13 años. Precisamente ella fue la que abrió el marcador a favor de su selección cuando iban 20 minutos y la paridad se empezaba a transformar en dominio de las africanas.

Era una de las jugadoras que había que seguir de cerca y lo terminó demostrando porque fue la mejor hasta que un choque con la arquera Jeniffer Sosa la obligó a salir del campo de juego cuando iban 39’, al igual que la guardameta celeste, que tuvo que abandonar el campo en camilla, aunque sin mayores consecuencias.

Y si el tanto de la apertura no había sido suficiente castigo, el segundo gol marcó un antes y un después en el juego. La gran goleadora de la noche, Mukarama Abdulai, apareció muy sola en el centro del área y definió de manera perfecta para estirar la ventaja y así mandar el partido al descanso con diferencia de dos goles.

Los esfuerzos de Karol Bermúdez y Micaela Domínguez, en el mediocampo, que fueron lo mejor en Uruguay, y el trabajo hecho por Esperanza Pizarro y Belén Aquino no fueron suficientes y eso que en el inicio del complemento Uruguay se animó.

De todas maneras, cada vez que iba en ataque se encontraba con una defensa firme y que lanzaba pelotas muy profundas que habilitaban a las veloces delanteras y volantes de la selección africana.

Fue así que terminó llegando el gol que derrumbó toda la esperanza uruguaya: el de Millot Pokuaa. Corrió y ganó por banda izquierda del ataque ghanés, se enfrentó a Agustina Caraballo, que pese a la goleada tuvo una buena actuación cuando le tocó entrar, y definió para poner el 3-0.

Luego llegó la sentencia definitiva del resultado de la mano de la jugadora que más peligro generaba previo al juego: Mukarama Abdulai.

Con la “8” en la espalda, pero jugando de “9”, y con la cinta de capitana en el brazo, la delantera del Northern Ladies de su país, anotó los dos goles restantes y así aportó su hat-trick además de dar una asistencia.

Tanto en la cancha como en el resultado quedó demostrado que la diferencia entre las chicas ghanesas y las uruguayas era abismal, pero a las dirigidas por Longo no les faltó garra y esfuerzo. Nunca bajaron los brazos y pese a la derrota se fueron aplaudidas, sabiendo que esto recién comienza y que quedan dos partidos más donde todo puede suceder.

El viernes se viene Nueva Zelanda y sumar parece ser vital para que las chicas sigan ilusionadas con clasificar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)