TORNEO CLAUSURA

La historia de cómo Álvaro Gutiérrez armó la oncena ante Liverpool

La presencia de Matías Viña fue clave en la decisión. A su vez, Brian Ocampo por derecha fue muy importante para la victoria de los tricolores.

Brian Ocampo, una de las apuestas de Gutiérrez para enfrentar a Liverpool. Foto: Francisco Flores.
Brian Ocampo, una de las apuestas de Gutiérrez para enfrentar a Liverpool. Foto: Francisco Flores.

Jueves a la mañana en el Parque Central. Mientras Nacional aguardaba el arribo de Matías Viña, quien había disputado los amistosos ante Costa Rica y Estados Unidos con Uruguay, Álvaro Gutiérrez definía la táctica a utilizar el domingo ante Liverpool.

La duda que le rondaba la cabeza era poner a Mathías Cardacio en un 4-1-4-1 o a Pablo Barrientos en un 4-2-3-1. Estaba claro que Brian Ocampo iba a jugar en la banda derecha por el lesionado Matías Zunino. El técnico empezó probando con el “Bochita”, quien jugó los primeros 60 minutos y convenció al entrenador. Luego entró el “Pitu” para encarar los últimos 30’ de la práctica y no dejó tan conforme a “Guti”.

La duda, de cualquier manera, no se le despejaba porque aún tenía un tema a resolver y era la presencia de Viña. El lateral zurdo había anunciado por mensaje que estaba OK y listo para jugar, pero había que verlo.

El razonamiento que hacía el técnico era el siguiente: si no estaba Viña, necesitaba alguien que lanzara al “Chori” Castro por izquierda porque sabía que Armando Méndez y Brian Ocampo le daban desdoble por derecha, pero no tenía tándem ofensivo por la zurda. Por lo tanto, Barrientos era una buena opción para distribuir el balón.

Si estaba Viña, tendría a dos laterales con presencia ofensiva, por lo cual podía poner a Rafa García como tapón para cubrirle la espalda a ambos y a Cardacio para quitar espacios en el medio.

Finalmente jugó Viña y anotó dos goles. Además, Méndez (el otro lateral) también convirtió y Ocampo fue gran figura participando en los tres primeros goles. Cardacio estuvo solo 21’ en cancha y cuando salió apareció el 4-2-3-1, pero Gutiérrez ya había visto el partido en su cabeza.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)