parque central

La hinchada puso ese plus que también se necesita para ganar

"Ponga bolso, hoy te vinimo’ a ver, ponga huevo, hoy no podés perder...". El cántico retumbó durante varios minutos en el Gran Parque Central. El tricolor perdía 1-0, jugaba mejor pero no encontraba el camino al gol, pero la hinchada no paró de alentar al equipo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Hinchada Nacional

Desde las cuatro tribunas bajó ese constante aliento para los jugadores que una vez finalizado el encuentro, agradecieron esa adhesión del público.

Es que ayer, Nacional ganó uno de esos partidos que serán muy recordados por el hincha y también por el equipo.

Los de Gustavo Munúa, que perdían 1-0 con River Plate en su cancha y con su gente, lo dieron vuelta.

Primero lo empató Rodrigo Amaral, un producto genuino de la cantera tricolor. Beso al escudo de por medio y a festejar con los suplentes y la hinchada en un rincón, contra la Abdón Porte y la José María Delgado. Una fiesta.

Los cánticos se escuchaban cada vez con más fuerza. El equipo estaba ahí, a punto de darlo vuelta. El darsenero no respondía a pesar de intentar sacar algún contragolpe mientras el tricolor se lo llevaba por delante.

A falta de un minuto para el final, Santiago Romero puso el 2-1 para el delirio de los jugadores y también de toda su gente.

Nacional triunfó como más le gusta al fanático: de atrás y en la hora. Y la hinchada puso ese plus que también se necesita para ganar un partido.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)