DEFENSOR

Hincha fue desterrado por dos años

Una rápida, valiente y ejemplarizante determinación tomó la comisión directiva de Defensor Sporting. Identificó al hincha que el viernes a la noche arrojó petardos sobre la cabeza de Leonardo Burián (arquero de Wanderers) desde la tribuna que ocupa la parcialidad violeta en el Franzini y le aplicó el Derecho de Admisión a su estadio por dos años.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Burián. El arquero bohemio se quejó de las explosiones. Foto: Fernando Ponzetto

El hecho que generó la determinación de la dirigencia ocurrió durante el segundo partido en el que Wanderers se impuso 3-2. Brian Lozano se aprestaba a lanzar un tiro libre peligroso, frontal desde cerca del área, cuando cayeron cuatro bombas de estruendo justo encima de la cabeza de Burián. No hubo consecuencias porque el disparo del jugador violeta dio en la barrera y la pelota salió hacia otro lado, pero el arquero quedó atontado y por esa razón el encuentro se paró un par de minutos.

La mayoría de los hinchas violetas que estaban allí apostados reaccionó de buena manera. De hecho, tuvieron un diálogo muy correcto con el cuarto árbitro cuando éste fue a advertirles que si ocurría otro hecho similar el partido se suspendía.

"Siempre como institución estuvimos y estaremos haciendo todos los esfuerzos para erradicar la violencia en los espectáculos deportivos", dice el comunicado de Defensor Sporting. Y añade: "En razón de ello ha resuelto —amparados en el uso del Derecho de Admisión— prohibir el ingreso al Estadio Luis Franzini al aficionado responsable de lo sucedido por el término de 2 (dos) años".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)