WANDERERS

"Hice todo para poder volver"

Martín Rodríguez volvió a Wanderers, la casa que lo vio nacer, para hacerse cargo del arco.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Bohemio. El arquero viene de jugar en Colombia.

Martín Rodríguez (27 años), la última incorporación que le faltaba abrochar a Wanderers, se concretó hace pocos días. Así, quedó cerrado el plantel que pasado mañana debutará ante Universitario de Sucre, en Bolivia, por la Copa Libertadores.

El arquero volvió al club albinegro, que es como su segunda casa prácticamente, pues fue en la institución bohemia donde surgió como futbolista profesional y debutó en Primera División. Rodríguez ha jugado la mayoría de los 58 encuentros de su carrera profesional con el buzo de Wanderers. En 2015, luego de haber integrado el plantel de Juventud de Las Piedras, donde conoció al hoy técnico de Wanderers, Jorge Giordano, emigró al fútbol colombiano para incorporarse al Deportivo Pereira.

"Regresar a Wanderers era algo que siempre esperaba desde que me fui. Por suerte se dio en este momento. Jorge (Giordano) ayudó mucho para mi regreso. Ahora ya estoy acá y a lo que aspiro es aprovechar la oportunidad y que nos vaya bien", dijo a Ovación.

El futbolista contó que siempre ha tratado de "dejar las puertas abiertas" en los clubes que ha estado, "pero Wanderers es mi casa, me crié acá y la verdad es que hicimos todo para poder llegar nuevamente. También para aportar toda la experiencia que me tocó vivir y poder volcarla al plantel".

Costumbre.

El portero bohemio vuelve al club en un año donde nuevamente Wanderers tendrá actividad internacional. Rodríguez comentó que la institución del Prado "se ha acostumbrado a jugar copas internacionales y eso es muy bueno".

Mixtura.

Sobre el plantel que viaja mañana a Sucre, para el encuentro de ida ante Universitario, el arquero destacó: "Conozco bastante al grupo, están los dos referentes como Chapita Blanco y Nacho González, que se entienden muy bien entre ellos, pero también hay mucha juventud con varios encuentros en Primera División. La verdad que sorprenden, porque juegan bien y tienen velocidad. Este puede ser un lindo mix para intentar hacer las cosas bien".

Experiencia.

En 2016 Rodríguez jugó en el fútbol colombiano defendiendo al Deportivo Pereira, de Segunda División. Contó que la experiencia también implicó haber atajado bajo diferentes condiciones climáticas, entre ellas la altura. "Me fue bien, jugué varios partidos y la verdad que es un lindo fútbol".

La altura sobre el nivel del mar y las lluvias son parte del clima en localidades colombianas. "Toda esa adaptación y lo que me tocó vivir fue algo muy positivo".

Con relación al juego que tendrá Wanderers el lunes en Sucre, a 2800 metros de altura, Rodríguez dijo que se deberán contrarrestar las adversidades que al equipo se le presenten y "para eso se trabaja en la planificación del partido".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º