TORNEO APERTURA

Los héroes del Parque Rodó

Gonzalo Bueno y “Maxi” Gómez tuvieron paciencia y llegó su recompensa.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Penal. Gómez ya ejecutó el penal que tenía destino de red; dijo que esperó hasta último momento para ver a Conde. Foto: Gerardo Pérez

Era injusto ir perdiendo 1 a 0, porque en el primer tiempo habíamos creado unas cuantas chances de gol claras. Nos fuimos calientes al descanso; por suerte en el segundo tiempo, enseguida se dieron los goles. Y luego fuimos superiores y manejamos el partido. Al final se complicó un poco, pero creo que fuimos justos ganadores", analizó Gonzalo Bueno, uno de los héroes violetas del partido de ayer. "En el entretiempo Eduardo nos dijo que siguiéramos igual, que estuviéramos tranquilos porque estábamos bien", agregó el "Zorrito".

"Estoy más contento por el trabajo del equipo y por la victoria que por mis goles. Era una final y era clave poder ganar", recalcó sobre sus dos conquistas, las que no gritó por respeto a Nacional, el club donde se crió. "Fue difícil y una sensación rara hacerle goles a Nacional, pero el hincha tiene que entender que hoy juego en Defensor. Y tenía que jugar a muerte", dijo.

"Fue increíble esa jugada en la que no se la pasé a Matías (Cabrera). Por suerte ganamos, si no hubiera sido peor su calentura por no pasársela y todavía estaría diciéndome de todo, je. Pero somos muy amigos con Mati", agregó Bueno.

"Nos entendemos mucho con Maxi, hoy tenemos una conexión muy fina. Eduardo (Acevedo) siempre nos pide que estemos juntos", explicó el delantero sobre lo bien que se entiende con Gómez.

Mientras tanto, Maximiliano Gómez, otra de las figuras que tuvo Defensor Sporting, sostuvo que "el equipo jugó muy bien; en el primer tiempo tuvimos varias situaciones de gol que no aprovechamos y nos fuimos un poco amargados. Eduardo (Acevedo) nos dijo un par de palabras; que siguiéramos igual y que tuviéramos paciencia, que los goles ya iban a venir. Y salimos al segundo tiempo de la mejor manera". El centrodelantero contó sobre cómo remató el penal que puso en ventaja a los violetas en el complemento. "Estoy siempre tranquilo cuando pateo un penal. Lo miré hasta el último segundo a Conde; vi que se tiraba para un lado y se lo tiré al otro".

"Me gusta bajar cuando no tenemos muchas situaciones de gol. Quiero siempre tener la pelota", reconoció luego.

Al final comentó cómo fue su relación con Polenta en el campo de juego luego de una semana en la que el zaguero no escatimó elogios para él. "Me dijo que habló mucho de mí para que Jablonka (presidente de Defensor Sporting) me vendiera, je. Le agradezco mucho, es tremendo jugador, uno de los mejores zagueros. No lo encaré mucho porque me tiraba más al costado".

Maulella, Lamas, Rabuñal y Cardacio también tuvieron altos rendimientos en el marco de un equipo que rindió muy bien a nivel colectivo.

"MAXI" Y EL PASE.

Campeón.

"No sé nada de la posibilidad de irme. Ni de lo de Celta, ni de nada. Todos hablan, pero yo tengo la cabeza puesta en Defensor y quiero salir campeón. Me pone contento que hablen de mí y de lo que hago en la cancha, pero no sé nada todavía", dijo... y se rió.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados