Selección

Hermanos: de sangre celeste

La selección espera a dos jugadores cuyos roles tienen puntos de contacto: Nicolás Lodeiro y Edinson Cavani.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Archivo El País

Nicolás Lodeiro entrena en forma diferenciada y se descuenta que en las próximas horas ya se va a integrar al resto del plantel celeste que trabaja con vistas al debut de Uruguay en la Copa América ante Jamaica, pero (ver nota aparte) no va a tener minutos en el amistoso de despedida que la selección jugará el próximo sábado en el estadio Centenario frente a Guatemala.

La situación del sanducero tiene en ese sentido un punto de contacto con la de Cavani, a quien se le concedieron unos días de descanso, ya que viene de cumplir una dura y desgastante temporada en el fútbol de Francia, y se sumará a la fajina diaria del Complejo Celeste en la próxima jornada; aunque es muy probable que ante los hondureños el salteño juegue un rato.

Sin embargo, no es sólo ese —el de su incorporación plena al grupo que partirá rumbo a Chile el próximo martes— el vínculo que parece establecer, dentro de la familia de "la Celeste", un parentesco entre ambos, aunque cumplan roles distintos en el funcionamiento del equipo y, por ende, ocupen diferentes posiciones adentro de la cancha.

En efecto, cuando "Nico" juegue, lo hará como lo vino haciendo hasta ahora, sobre todo en los compromisos más exigentes que tuvo Uruguay el año pasado, cuando se vio que el recambio generacional que sustituyó a Forlán en el ataque y a Lugano en la retaguardia, obró de la misma manera con el "Ruso" Diego Pérez en el mediocampo: de "doble 5" con Arévalo Ríos o, como se le vio en el duro amistoso disputado ante Chile el 18 de noviembre de 2014 en Santiago, siendo uno de los laderos del "Cacha".

No es, precisamente, como juega en Boca Jrs., aunque hay que reconocer que Rodolfo Arruabarrena ha utilizado al "Nico" de diferentes formas y en el contexto de muy diversas figuras tácticas.

Lodeiro en la Argentina ha llegado a jugar, incluso, tal como lo hizo frente a Huracán, como atacante por derecha: "de extremo", según describió en su momento el "Vasco"; pero en la mayoría de los casos ha jugado de volante suelto, o con cierta libertad y cumpliendo una labor de corte netamente ofensivo, aunque por algo a poco de llegar a los "xeneizes" el propio "Nico" se encargó de aclarar, o al menos precisar: "Yo no soy enganche".

Cambio.

En la selección, la misión que Tabárez le ha encargado a Lodeiro, inclusive durante el Mundial pasado, cuando ya el "Ruso" no estaba al 100% de sus posibilidades para volcar su enorme cuota de marca y su clara visión estratégica en la cancha, es más "laboral": no le quita vuelo, no le recorta las alas de su influencia en el armado del ataque, pero resulta notorio que Lodeiro lleva a cabo un trabajo más utilitario.

Es ahí, entonces, donde el "Nico" y Cavani se convierten de cara a esta Copa América en una especie de "hermanos de sangre"; porque, al fin y al cabo, no ha transcurrido tanto tiempo, sino sólo cuatro años, desde que durante la primera fase de la pasada edición que se jugó en Argentina, tanto el periodismo italiano como el presidente del Napoli (ver aparte) criticaban la función de punta retrasado, que bajaba a ayudar a los volantes, que cumplía uno de los máximos goleadores del "Calcio".

El parentesco, en suma, no pasa sólo por el saldo a favor del equipo que dejaron las tareas de Lodeiro y Cavani en la selección, sino por la convicción, generosidad y sacrificio con que las llevan a cabo.

No en balde, tras el partido en Santiago, donde Lodeiro fue un baluarte con un despliegue impresionante, Tabárez —aún en el vestuario— realizó un apunte analítico ante el comentario de Ovación sobre lo mucho que corría Lodeiro: "Sí...y para mi gusto, al menos, por momentos hasta demasiado".

Los hermanos sean unidos, pues, aunque uno sea de Paysandú y otro de Salto. "La Celeste" los está esperando.

Trabajó el domingo; no estará el sábado.

El plantel de la selección entrenó el sábado pasado y el domingo, tal como estaba previsto, tuvo descanso.

Sin embargo, no fue el caso de Nicolás Lodeiro, que dedicó parte de la jornada de asueto a la recuperación que demanda la lesión de rodilla que sufrió enh Boca Jrs. y que hizo que el club argentino lo liberara para que pudiera quedar bajo la atención del cuerpo médico que encabeza el Dr. Alberto Pan en forma anticipada.

En tal sentido, el sanducero trabajó el domingo pasado en forma particular con el kinesiólogo Walter Ferreira para así acelerar su rehabilitación física, algo que quedó plasmado cuando el lunes "Nico" hizo algún ejercicio con pelota a nivel de cancha.

De todas formas, aun cuando se prevé que en el curso de las próximas horas el volante ya podrá trabajar con normalidad a la par del resto del plantel, es seguro que, como no se desea apurar su proceso, Lodeiro no será de la partida en el partido de despedida que Uruguay hará previo a su partida para la Copa América de Chile ante Guatemala el próximo sábado en el estadio Centenario.

Con vistas a ese compromiso, en cambio, Tabárez contará con Muslera, Martín y Gastón Silva, Giorgian De Arrascaeta y Álvaro González, que se incorporaron a los entrenamientos ayer de mañana.

Con estos futbolistas, ya son 22 los que se han integrado a la selección, y el último será Edinson Cavani, que lo hará en el curso de la próxima jornada.

El partido frente a Guatemala se llevará a cabo a partir de las 19:00 horas. El precio de las entradas: Ámsterdam y colombes, $ 150; Olímpica, $ 300; Tribuna-Platea América, $ 400.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)