SELECCIÓN

Hay tres que buscan ser el "cuatro" celeste

El 23 de marzo Cáceres, Varela y Pereira empezarán a pulsear en la China Cup por un lugar a la derecha.

Fotos: Archivo El País
Fotos: Archivo El País

La sana competencia va a comenzar a tejerse en la China Cup. Cuando Óscar Tabárez arme la línea de cuatro que se medirá ante República Checa, el 23 del corriente en Nanning, una gran parte del dispositivo defensivo que tiene en mente para el estreno mundialista quedará expuesto.

Es evidente que los hechos más recientes demuestran que no son tantas las cosas que se necesitan comprobar para desentrañar con qué hombres se protegerá a Fernando Muslera en el debut ante Egipto en Ekaterimburgo Arena el 15 de junio, pero hay un gran secreto. O, mejor dicho, el tema a estudio del entrenador y también de la afición está en la banda derecha.

La decisión que se tome, por cierto, puede llegar a influir también en el otro costado de la cancha. Así que, como consecuencia de ello, la determinación de Tabárez puede llegar abrir una caja que traiga gran sorpresa.

Para empezar este estudio que tanto nos atrapa a quienes nos empeñamos en vislumbrar los futuros acontecimientos, hay que ceñirse a la lista de 23 que el conductor del combinado armó para los últimos dos encuentros preparatorios de la gran cita de Rusia.

En esta nómina hay tres hombres que van a pelear por su lugar en la banda derecha: Martín Cáceres, Guillermo Varela y Maximiliano Pereira.

Quizás el “Mono” sea el que menos consistencia ofrezca para el análisis que pueda elaborarse a partir de los últimos rendimientos con la selección uruguaya y hasta por ser, de todos los defensas citados, el que menos minutos viene acumulando en la actual temporada del fútbol europeo. En defensa del actual futbolista del Porto lo que puede remarcarse es que muchas veces entran a tallar otros aspectos que hacen a la vida interna de un plantel que escapan al conocimiento de quienes cumplimos un papel de meros observadores.

Pero la cuestión aquí es entrar en el tema punzante: qué tienen uno y otro como para poder adueñarse de la posición.

Martín Cáceres es soberbio en el quite, en las coberturas y hasta en la distribución. Su velocidad de reacción y su inteligencia para anticipar hacia dónde puede ir el juego de ofensiva del rival tapa decenas de agujeros. El “Pelado”, además, es un ganador nato en el área. Si se quiere tener mayor poder de ataque en los centros a favor Cáceres es número puesto entre los once titulares. Y tiene a su favor otro elemento que lo distingue por encima de Varela y Pereira: puede jugar de central o de lateral izquierdo.

Guillermo Varela, en tanto, es ese jugador que arranca con peligro llegando desde lejos. Y, lo mejor de todo, es que su capacidad aeróbica le permite tener un recorrido tan intenso y veloz en el retroceso, porque es fabuloso contar con un lateral que se sume al ataque, pero mucho más importante es tener un jugador que no pierde de vista que debe ayudar de manera eficaz para cubrir los espacios que se generaron con su avance.

Además, Varela es creativo y toma decisiones inteligentes. Porque desborda o mete diagonales, de manera tal que no deja en evidencia qué tipo de camino va a tomar en su nueva incursión.

Maximiliano Pereira es el que machaca y predica con el esfuerzo. Al “Mono” pueden no salirle las cosas, pero jamás bajará los brazos. Muchas veces luciendo la Celeste en el pecho supo ser un delantero más, dándole a Uruguay amplitud en el juego y, sobre todo, profundidad.

Puede haber perdido velocidad para las transiciones, pero su sello de entrega y coraje está intacto.

La historia quizás no tenga un desenlace tan rotundo para dos de estos futbolistas. O sea, no necesariamente jugará nada más que uno de ellos en el inicio de la participación de Uruguay en Rusia.

Como fue establecido en el comienzo, Tabárez puede llegar a tomar una determinación de colocar Cáceres por la banda izquierda. De hecho ese papel lo ha cumplido reiteradamente y con singular éxito cada vez que lució La Celeste. Eso terminaría redundando en beneficio de Varela o Pereira, aunque es más que claro que ese eventual mano a mano hoy parece favorecer al lateral de Peñarol.

La batalla del lateral.

1

Martín Cáceres

Cuando Tabárez dijo que era el “Suárez de la defensa” no hizo otra cosa que ser justo con el rendimiento de un fenomenal defensa. En buenas condiciones físicas es por destrozo el mejor de todos.

Velocidad. Nadie más rápido que Cáceres para llegar a los lugares en los que el adversario le generó riesgo a la defensa celeste.

Juego aéreo. El “Pelado” tiene una capacidad de despegue del suelo muy importante. Eso le hace ganar en las áreas. Y tiene gol.

2

Guillermo Varela

Tiene toda la pinta de un futbolista europeo, por la calidad con la que juega, por el despliegue que realiza y por seguridad que tiene para esperar el momento justo de cortar o avanzar. Podría ser el titular.

Precisión. Guillermo Varela no falla en las entregas. Para el juego de posesión que se busca es clave el buen pie desde el fondo.

Despliegue. Recorre una y otra vez el largo de cancha. Vuelve al fondo con la misma velocidad que ataca. Eso es relevante.

3

Maximiliano Pereira

Ser el jugador que más veces vistió la camiseta celeste le da una jerarquía interesante. Tabárez confía mucho en el “Mono”, aunque hoy esté en desventaja por no acumular tanta competencia en su equipo.

Experiencia. Ya está moldeado para los grandes desafíos. No le afecta ni la calidad del rival ni el escenario en el que se juega.

Esfuerzo. Maximiliano Pereira es de esos futbolistas que no se rinde nunca. Ni siquiera en los peores momentos del equipo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º