DIEGO LUGANO

"Hay que soñar con ser campeón del mundo, porque con este grupo es posible"

El excapitán de la selección uruguaya confía en la Celeste; además, admitió que recibió un llamado de Cristian Rodríguez para jugar en Peñarol y que otros amigos de Nacional también se comunicaron con él, pero ratificó que tiene decidido desde hace mucho tiempo no jugar más en el fútbol uruguayo

Diego Lugano. Foto: Archivo El País.
Diego Lugano cree que Uruguay llegará muy fuerte al Mundial de Rusia

Diego Lugano tiene una absoluta confianza en el actual seleccionado uruguayo y consideró que hay que permitirse soñar con la obtención de la Copa del Mundo de Rusia porque la Celeste "llegará fuerte" y con "este grupo de jugadores es posible".

El excapitán de la selección enfatizó que no se trata de un "sueño utópico" sino de "posibilidades reales" y consideró que el título es alcanzable porque observa que la selección llegará a Rusia con "jugadores en su plenitud y otros que la están alcanzando".

En diálogo con el programa Tirando Paredes (1010 AM) Lugano reconoció haber recibido una llamada del "Cebolla" Cristian Rodríguez para jugar en Peñarol y que también lo llamaron amigos y compañeros de Nacional.

"No sé si seguiré jugando o no, la verdad es que no lo tengo decidido, pero seguramente emocionalmente el jugador de fútbol quedó ese domingo en el Morumbí. Me siento muy tranquilo, muy en paz conmigo mismo por eso", dijo Lugano al referirse al homenaje que le fuera realizado por el club y la afición del Sao Paulo en el momento de su adiós al equipo.

En lo que respecta a las llamadas recibidas desde Uruguay para seguir con su carrera deportiva, Lugano subrayó: "Por suerte se acuerdan de mí, y a pesar de mis 37 años todavía creen que puedo aportar, me pone feliz el hecho de saber que he dejado una buena imagen dentro de los grupos en los que he estado. No solo el 'Cebolla' (Cristian Rodríguez) también me ha llamado algún que otro muchacho de Uruguay, pero hace mucho tiempo que ya tengo bien definido y bien decidido que no vale la pena venir a jugar a Uruguay, porque uno ya no tiene mucho para ofrecer físicamente y es prácticamente sacarle el lugar a un guacho que está surgiendo. También por nuestra trayectoria a nivel de Selección que nos hace un poco unánime en el país y de repente ponerte la camiseta de un cuadro, no solamente la de un grande, puede generar ya cierta división que no tenemos necesidad de pasar por eso. Esa es un poco mi manera de pensar y eso que en Nacional tengo también amigos y compañeros que insisten por qué no vuelvo y ni que hablar que la gente de Plaza. También me llamó el presidente de Rampla y mucha gente más para preguntarme qué pensaba hacer. Puede ser que siga jugando, lo decidiré en las próximas semanas, pero emocionalmente sin duda que el jugador de fútbol quedó ese domingo en Morumbí, porque lo que esta gente me hizo vivir es impagable".

Lugano aclaró que tiene varias ofertas, alguna que llegó de mercados exóticos, y que también está la posibilidad de seguir unido a Sao Paulo en áreas relacionadas con la gerencia deportiva: "lo que sería definitivamente dejar el fútbol y creo que eso hay que analizarlo un poco mejor. No sé que camino voy a tomar, así que vamos a dejar que el camino me tome a mí".

A la hora de hablar de la distancia que lo separa de la selección uruguaya, sobre todo por todo lo que le tocó vivir, admitió tener: "una sensación poco extraña, porque todavía me siento parte del grupo, de la selección, del proceso. Eso sí, lo vivo con la tranquilidad de que ya pasó y no siento ninguna nostalgia, con la satisfacción total y absoluta que cuando estuve me entregué intensamente en todos los aspectos y eso te da cierta paz".

A la hora de analizar el futuro de la Celeste en la Copa del Mundo, Lugano indicó: "Veo a Uruguay muy sólido, muy firme, muy redondito para la Copa. Creo que llega bien, competitivo. Y tengo la expectativa de que Uruguay de nuevo va a competir a alto nivel con cualquiera. Veo a Uruguay con jugadores llegando a su plenitud y otros a punto de alcanzarla".

Para Lugano es posible llegar al sitial más alto de Rusia 2018. "Creo que da para soñar. Hay que soñar con ser campeón porque con este grupo de jugadores es posible. Hay selecciones fuertes, quizás más que nosotros, pero no tan superiores como para no ganarles un partido. Esta selección y este proceso genera expectativa en la gente porque sabe que vamos a competir con posibilidades reales, no con sueños utópicos y así va a ser. Uruguay va a llegar fuerte y ojalá que, como en todo torneo corto, los astros queden alineados para que no se lesione nadie o no echen a nadie, como nos pasó en Brasil".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)