FOTOGALERÍA

Hay plantel

Lasarte ha llevado adelante de buena forma la rotación del equipo, con resultados positivos, sacando provecho del enorme potencial de Nacional.

El festejo de Nacional ante Lanús. Foto: AFP
El festejo de Nacional ante Lanús. Foto: AFP
Llegó al tricolor para el inicio del Uruguayo 2017. Foto: Francisco Flores
Llegó al tricolor para el inicio del Uruguayo 2017. Foto: Francisco Flores
Foto: Francisco Flores
Foto: Francisco Flores
Clave. El “Tata” ya le pegó: la pelota terminará en la red. Foto: Fernando Ponzetto
Clave. El “Tata” ya le pegó: la pelota terminará en la red. Foto: Fernando Ponzetto
Foto: Marcelo Bonjour.
Foto: Marcelo Bonjour.
Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour
Sebastián Rodríguez entró en el segundo tiempo en el juego entre Nacional y Danubio. Foto: Ariel Colmegna
Sebastián Rodríguez entró en el segundo tiempo en el juego entre Nacional y Danubio. Foto: Ariel Colmegna
Foto: AFP.
Foto: AFP.
Gonzalo Aguilar y Martín Ligüera en el Nacional-Racing. Foto: Francisco Flores
Gonzalo Aguilar y Martín Ligüera en el Nacional-Racing. Foto: Francisco Flores

En marzo del año pasado Nacional venía de realizar un gran desgaste en el debut de la Copa Libertadores y había sacado un buen empate del Gigante de Arroyito contra Rosario Central, más allá de que había quedado gusto a poco debido a que los "Canallas" habían empatado sobre la hora. El partido siguiente que los tricolores tenían que afrontar era contra Plaza Colonia en el Suppici. El DT ordenó 10 cambios para jugar esa noche y la rotación no salió bien, pues Nacional perdió 2-0, se quedó sin liderazgo del Clausura y encima perdió el primer lugar de la Tabla Anual. Por entonces, Munúa dijo que hizo tantas variantes porque "quería jugar con jugadores frescos" ante el gran desgaste que los futbolistas habían tenido en Argentina. Por eso estuvieron en cancha jugadores habitualmente suplentes como Luis Mejía, Alejandro Cavanna (debutó ese día), Mathías Olivera, Erick Cabaco, Sebastián Eguren, Felipe Carballo, Alejandro Barbaro y Juan Cruz Mascia, entre otros.

Lo que quedó de manifiesto fue un error de Munúa, pero también evidenció que Nacional tenía en ese entonces un plantel sumamente corto. Prácticamente no contaba con recambio y —exceptuando ese juego con los colonienses y la derrota 2-0 contra Rosario Central en el Parque Central, con Nacional ya clasificado a los octavos de final— disputó ambas competencias con 12 o 13 jugadores, porque a los habituales titulares se les sumaba generalmente los recambios de Felipe Carballo y de Cristian Tabó. Muchos menos minutos jugaban Gamalho, "Nacho" González, Marcio Benítez y Matías Cabrera.

Presente.

Desde que llegó a mitad del 2016, Martín Lasarte puso énfasis en que quería armar un plantel para la doble competencia del 2017, pese a que en el segundo semestre del 2016 solamente iba a jugar el Campeonato Uruguayo Especial. Y así fue.

Por ello, hoy Nacional goza de un buen presente (pese a la inesperada derrota contra Zulia como local), en el que ha ganado los cinco partidos que jugó en el Apertura y donde está en carrera en la Copa.

Luego de la tercera fecha del torneo local, y de un parate de 18 días debido a la postergación de los encuentros contra River Plate y Peñarol, el entrenador albo empezó a apostar a la rotación del plantel. Pero lo hizo de una forma más gradual de la que había realizado Munúa el año pasado y alternando diferentes futbolistas.

Así, tras jugar con los titulares contra Lanús en Buenos Aires (Conde, Fucile, García, Polenta, Espino, González, Romero, Arismendi, Ramírez, Fernández y Silveira), Lasarte hizo cuatro cambios para enfrentar a Racing tres días después (entraron Viudez, Porras, Ligüera y Aguirre). Luego de 72 horas del triunfo ante "La Escuelita" el DT realizó otros cuatro cambios para jugar con Zulia (volvieron Arismendi, "Tata", Fernández y Silveira), para finalizar la seguidilla de partidos contra El Tanque en Rivera con seis variantes: ingresaron García, Rogel, Romero, Lozano, Ligüera y Aguirre.

Lasarte demostró hasta ahora una buena administración del rico plantel que tiene. Lo único achacable (él mismo se responsabilizó) fue que Ramírez jugó agotado contra Zulia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)