NACIONAL CAMPEÓN

Hay un nuevo patrón

Christian Oliva debutó con Medina, en pocos partidos copó el medio; es la revelación del tricolor campeón.

Foto: Gerardo Pérez
Foto: Gerardo Pérez

Faltaba poco menos de una hora para que Nacional debutara en la Copa Libertadores 2018 cuando Alexander Medina dio a conocer el equipo titular para enfrentar a Chapecoense como visitante. Y allí la sorpresa: con el número 17 aparecía Christian Oliva.

Aunque ya había sido utilizado en algunos partidos por el entrenador en la formación titular, se sabía poco de él. Ovación lo había presentado el 19 de enero en palabras de Sebastián Taramasco, coordinador de las divisiones juveniles de la institución. “Christian hizo AUFI en Nacional y también jugó en séptima y sexta. Es un volante central de muy buen manejo de pelota, fundamentalmente desde el punto de vista ofensivo. Tiene un gran remate desde afuera del área y anotó muchos goles en la Tercera. Además tiene una personalidad bárbara: en la marca es muy temperamental, muy bueno en el uno contra uno defensivo y la verdad que se ha ganado el respeto en el equipo de Tercera, donde tras la ida de Guzmán Corujo a Primera quedó como capitán del plantel”, apuntó.

"En lo personal me siento muy bien, vengo bien por este camino y voy a tratar de seguir mejorando siempre. Tengo mucho por aprender todavía”.

Christian Oliva

De 21 años (cumplirá los 22 el 1° de junio) y nacido en Delta del Tigre (San José), había llegado la hora de verlo en acción para conocerlo más. Y ratificó todo lo adelantado. Dejó una muy buena impresión en la victoria 1-0 (gol del “Colo” Romero) que encaminó el pasaje a la segunda fase de la Libertadores.

Titularísimo. Oliva volvió a aparecer en los dos partidos ante Banfield y eso ratificó su titularidad indiscutida. Integrante del equipo copero que descansaba en el Apertura durante los primeros partidos en los que el “Cacique” recurría a dos formaciones diferentes, el botija empezó a ganar confianza, a pararse más arriba y a ser pieza clave.

"Me siento cómodo haciendo los relevos o cubriendo al compañero. Me gusta jugar de doble cinco y cuando me queda alguna pegarle de lejos”.

Christian Oliva

Empezó a generar admiración por su personalidad y buen juego. Empezó a rondar el gol, pero no caía. “Me gustaría convertir, pero es algo que no me desespera”, dijo antes de visitar a Santos por la segunda fecha de la Libertadores. Fue como una premonición, porque en ese partido convertiría con un gran remate de afuera del área el único gol del equipo en la derrota por 3-1. Confirmó así una de las características descriptas por Taramasco, la que ratificaría con el golazo que le hizo por el torneo local a Boston River para darle al tricolor un sufrido triunfo por 1-0. Lo impresionante de esa anotación fue que en un segundo recibió un balón complicado, hizo un control orientado y casi sin recorrido de la pierna sacó un remate fortísimo al ángulo.

A esa altura ya Medina había encontrado la columna vertebral del equipo campeón, la que prácticamente no rotó, y él era pasó a ser parte junto a Esteban Conde, Guzmán Corujo y Claudio Bergessio.

"El ‘Cacique’ Medina vive para el fútbol, es muy apasionado. Cuando el equipo agarre bien la idea que él tiene nos va a ir muy bien”.

Christian Oliva

“Va a ser muy difícil, pero esperemos quedarnos con el Apertura. Es un sueño ganar algo con Nacional en Primera”. Sueño cumplido, botija, aunque con este nivel puede soñar con cosas más importantes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)