NACIONAL

Hay que mimarlo: lo rodearán de otra manera

Tabaré Viudez se encontrará con un Nacional diferente: con buen pie y juego por las bandas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Tabaré Viudez celebrando un gol con la camiseta de Nacional. Foto: Archivo El País

Es, hasta el momento, el gran fichaje del mercado de pases. Nacional recupera un futbolista en plenitud, con 26 años, y que en las dos temporadas que estuvo en el club fue campeón y dejó grabada su huella.

Puede jugar por afuera, por adentro, de volante o de punta. Puede ser determinante en el uno contra uno o en la pelota parada. Las características de Viudez son más que conocidas. Lo cierto es que en esta oportunidad deberá adaptarse a otro Nacional. Ya no se encontrará tan resguardado como en las temporadas 2010/2011 y 2011/2012 y deberá hacer un desgaste mayor para colaborar en la parte defensiva.

En el primer año, bajo la conducción de Juan Ramón Carrasco, Tabaré contó con la garantía que siempre le cubrían la espalda. Facundo Píriz, Maximiliano Calzada y Matías Cabrera, en un rol más sacrificado que en otras oportunidades, hacían el trabajo sucio para que él pueda jugar con otra libertad. Mauricio Pereyra y Marcelo Gallardo, dos enganches por naturaleza, también tuvieron participación en ese equipo, sobretodo en los segundos tiempos, y lo ayudaron para explotar su velocidad. Adelante, en tanto, contaba con dos luchadores. Santiago García y Richard Porta iban al choque permanentemente y arrastraban marcas generándole espacios constantemente.

En el segundo año, y con el "Muñeco" como DT, el equipo mantuvo el sistema de juego pero cambió la características de sus jugadores. Volvió a repetir la zona de contención conformada por Calzada-Píriz y le agregó al argentino Israel Damonte. Esto hizo que Cabrera pueda tener otras formas de soltarse dentro del sistema de juego. Álvaro Recoba y Matías Vecino, dos futbolistas de buen pie y que tienen la facilidad de entregar la pelota limpia, también tuvieron minutos y resultaron determinantes. En la delantera, a diferencia de la de la temporada anterior, contaba con un nueve de área y un punta por afuera: Alexander Medina y Gonzalo Bueno, respectivamente.

Ahora, con Lozano, Ramírez y Barcia para ayudarlo en la creación y Sebastián Fernández y Nicolás López en ofensiva, dos que en lugar de ir al choque prefieren ser dueños de la pelota, Viudez deberá adaptarse a otro plantel que no tiene tantos "mete pata" como en su ciclo anterior.

Van a tener que mimarlo...

En River nunca logró encajar dentro de un equipo de buen pie

nLlegó al "Millonario" tras la insistencia de Marcelo Gallardo que ya lo había pedido en los dos períodos de pases anteriores. La dirigencia le cumplió al "Muñeco" y Viudez se calzó la "Banda".

Debutó en Asunción hace un año atrás y en pocos minutos dejó en evidencia su calidad. Apenas pasando la mitad de la cancha, y pegándole con los tres dedos de la parte exterior del botín, metió un pase perfecto para que Lucas Alario marque el tanto que llevaba a River a la final de la Copa Libertadores de América que luego terminaría consiguiendo tras 20 años en finales ante Tigres de México.

Viudez comenzó con el pie derecho en el conjunto de Núñez, pero luego se fue desinflando y terminó fuera de la consideración del entrenador.

Las lesiones lo persiguieron en este último año, es cierto, pero cuando tuvo sus oportunidades nunca pudo tener la regularidad necesaria para terminar conformando al hincha ni al cuerpo técnico.

De delantero, de volante por afuera o hasta de mediapunta llegó a jugar, pero solo mostró destellos de lo que hizo en Nacional. Disputó 28 partidos, marcó un gol y dio cinco asistencias.

Ese River que alcanzó la gloria y llegó a definir el Mundial de Clubes con el Barcelona de Luis Suárez y compañía, tenía un panorama similar al que se encontrará Viudez ahora: con futbolistas de mitad de cancha hacia adelante con buen pie y clara vocación ofensiva.

Salvo Leonardo Ponzio, volante de marca por naturaleza, Viudez siempre estuvo rodeado por jugadores de buen manejo de balón: Matías Kranevitter, Carlos Sánchez, "Lucho" González, Leonardo Pisculichi o Andrés DAlessandro, por nombrar algunos casos.

Facundo Píriz: marca

Titular inamovible en los dos años que estuvo junto a Viudez. Un volante que se caracteriza por la marca y el buen juego aéreo. En la primera temporada disputó 21 partidos y marcó un gol. En la segunda, estuvo en 28 encuentros y marcó otro tanto. Es uno de los nombres que está en carpeta para reforzar el mediocampo. ¿Vuelve?

"Maxi" Calzada: despliegue

"Pochola" también fue otro de los pilares de ese Nacional bicampeón. Determinante en la marca y vital para salir jugando y entregando pelotas limpias. Se asoció bien con Viudez para descargar en la recuperación. En la primera temporada, disputó seis partidos. Ya en la segunda, afianzado definitivamente en el equipo, jugó 22. Marcó un tanto.

Matías Cabrera: cerebro

Colaborando más en la marca o en la creación, Cabrera resultó vital en esos dos años y fue uno de los grandes socios que tuvo Viudez. En la primera temporada jugó 25 partidos (dos goles) y en la segunda 21 (tres tantos). Sin minutos el último año con Gustavo Munúa, se fue en condición de libre. Lo quiere Defensor.

Álvaro Recoba: crack

El "Chino" llegó al club entre varias interrogantes. No sabrían cómo podría rendir a sus 35 años y sin la mejor forma física. Sin embargo, le terminó tapando la boca a todos y resultó el mejor socio de Viudez. Se entendieron enseguida, como si hubiesen jugado siempre juntos. Disputó 24 partidos y marcó en ocho oportunidades.

Santiago García: amigo y goleador

Tienen una relación que va más allá del fútbol. Se conocen desde las juveniles celestes y en Nacional, en la temporada 2010/2011, se dieron el gusta de jugar juntos donde García hizo 23 goles en 28 encuentros. Con la salida de Tabaré de River, y la liberación del cupo de extranjero, se puede dar la llegada del "Morro" a Núñez.

Mauricio Pereyra: a un toque

Estuvo el primer año y cumplió una gran temporada que le permitió ser transferido al fútbol de Viejo Continente. Jugó 26 encuentros y marcó dos goles. Al igual que Píriz, Calzada y el "Morro", conocían a Viudez de las selecciones juveniles de Uruguay. Supo aprovechar su velocidad poniéndoles pelotas a la espalda de los rivales.

Marcelo Gallardo: un clase A

Llegó, se lesionó, se recuperó y volvió a jugar. Nunca fue titular pero terminó siendo importante con sus actuaciones en los segundos tiempos. Tanto le gustó Viudez al "Muñeco" que al otro año, como DT, lo hizo jugar en su mejor versión. Luego, cuando se hizo cargo de River argentino, lo pidió como una prioridad.

Richard Porta: trabajo sucio

De repente no se lucía como otro de sus compañeros, pero su trabajo fue vital no solo para que Nacional se quedara con el título del Uruguayo sino para que Tabaré Viudez muestre su mejor rendimiento. Arrastraba marcas, generaba infracciones y descargaba constantemente la pelota. En 19 encuentros, marcó cinco tantos.

Israel Damonte: pesado

Cayó bien de entrada en su estadía por el conjunto tricolor. Un típico volante de marca que además tenía como característica principal su fuerte personalidad. Fue importante para cuidar a Tabaré, siempre blanco de las patadas rivales. Llegó a Nacional para la segunda mitad de la temporada 2011/2012 donde disputó 10 partidos.

Matías Vecino: claridad

Llegó a Nacional como una promesa y en su corta estadía con el club despertó el interés del fútbol del Viejo Continente. Vecino es un volante de esos que no abundan en el fútbol uruguayo: grande, ágil e inteligente para pasar la pelota. Se asoció bien con Viudez. Jugó en 13 oportunidades y colaboró con tres tantos.

"Cacique" Medina: referente

Un típico centrodelantero de área que le dio a Tabaré la posibilidad de quedar de frente al arco en varias oportunidades y además, la chance de aprovechar varias pelotas paradas por las infracciones que le generaban al "Cacique". Otra de las voces pesadas de ese Nacional campeón. Marcó ocho tantos en 16 encuentros

Gonzalo Bueno: velocidad

Apareció en la Primera del "Bolso" en la temporada 2010/2011, pero se afianzó de la mano del "Muñeco" en la 2011/2012 y se terminó ganando un lugar en el once inicial. Cada vez que se conectaba con Viudez, le generaban problemas a las defensas rivales. En total, disputó 22 encuentros y marcó seis goles.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)