SUDAMERICANO SUB 20

No hay lugar al lamento

Uruguay no perdió la chance de salir campeón, aunque ahora precisa ayuda

Foto: AFP
Foto: AFP

La derrota ante Argentina no enterró definitivamente las ilusiones, aunque las puso en una amarga espera, porque a Uruguay ya no le alcanza con vencer a Colombia para coronarse campeón.

La realidad muestra que ahora, a diferencia de lo que acontecía antes de enfrentar a la Albiceleste, se precisa una ayudita extra. Eso sí, no es para nada descabellada que ocurra, porque Brasil, por más que venga a los tumbos y desilusionando con su juego, perfectamente puede dar un golpe decisivo en el desenlace del campeonato.

Las cuentas son bien claras: Argentina está arriba en la tabla de posiciones y no depende de nadie para levantar la Copa. Si triunfa en el último partido del próximo domingo habrá celebración y a lo grande porque la vuelta olímpica se dará en la cara de Brasil.

Es más, hasta empatando con los norteños los hermanos del Plata pueden coronarse reyes del Sudamericano Juvenil Sub 20 de Chile. Aunque aquí puede entrar a tallar la diferencia de goles y jugarle una mala pasada si los muchachos de Fabián Coito le hacen tres o más goles a Colombia.

Es sencillo: Uruguay, que tiene dos puntos menos que argentina y un saldo de goles inferior en tres tantos, podría coronarse campeón de dos formas. La primera: si vence a Colombia y, además, si Brasil derrota a Argentina. La segunda: si le hace tres o más goles a Colombia y Brasil empata con Argentina 0-0 o 1-1. En ese caso habrá ventaja para Uruguay en diferencia de goles o en mayor cantidad de goles a favor.

Por esa razón, teniendo todavía una posibilidad real de terminar conquistando el bicampeonato, no hay lugar para lamentar más la derrota sufrida ante Argentina.

El camino que lleva a Polonia

Argentina, después de la victoria sobre Uruguay, logró la primera clasificación de Sudamérica para el Mundial de Polonia. Atrás de la Albiceleste están los cinco seleccionados con posibilidades de meterse en la próxima cita ecuménica de la categoría. Uruguay lo conseguirá con un simple empate ante Colombia. Colombia necesita triunfar ante la Celeste. Ecuador empatando con Venezuela se mete en el Mundial. Y la Vinotinto precisa triunfar y que Uruguay le gane a Colombia. Brasil necesita vencer a Argentina y que ganen Uruguay y Ecuador.

Rodrigo Zalazar

Tuvo buenos minutos ante Argentina. Entró con el partido en desventaja en el marcador y le dio otra dinámica al manejo de la pelota. Sacó un gran remate de afuera del área y metió cambios de frente para desarticular las líneas de contención de la Albiceleste. Puede ser otra vez uno de los jugadores a tener en cuenta para el inicio del partido.

Pablo García.

Después del gran trabajo que tuvo ante Brasil y hasta de la descripción que hizo Fabián Coito de su rendimiento parecía cantado que iba a ser titular. Al igual que Zalazar, cuando ingresó frente a Argentina le cambió la cara al juego ofensivo. De hecho sus incursiones rápidas por afuera mostraron a una Celeste más incisiva. Debería ir de arranque.

Bruno Méndez


El zaguero, que no pudo jugar ante Argentina por acumulación de tarjetas amarillas, le dará a la zaga y a todo el equipo el impulso anímico que se precisa para dejar atrás el mal resultado frente a la Albiceleste e ir por la clasificación al Mundial, y quizás algo más. Méndez es seguro en la marca y ordenado en los movimientos. Clave en el once inicial.

Emiliano Gómez

A una ofensiva de la Celeste que le ha costado encontrar el mejor socio para Nicolás Schiappacasse, quizás Emiliano Gómez pueda lograr en el último partido una sociedad que colabore en la fabricación y la explotación de los espacios. Por físico y actitud, el delantero tiene argumentos sólidos como para convertirse en arma letal de cualquier ataque.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)