PEÑAROL

Si hay un "huracán" de los hinchas se iría Ramos y alguno más

La tormenta puede desatarse en la interna aurinegra si crece de manera desmedida el reclamo de la afición a través de las redes sociales y en las llamadas a la sede. Hay varios directivos que insisten en la remoción del entrenador, pero Juan Pedro Damiani no modificó su postura.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Leonardo Ramos en el clásico entre Peñarol y Nacional. Foto: Fernando Ponzetto

Tormenta en puerta. Y con fuerte amenaza de desatarse un "huracán" porque la enorme cantidad de llamadas y mensajes que están recibiendo los directivos de los hinchas y socios sacude las estructuras.

La derrota ante Danubio, a pesar de ser con suplentes, volvió a pegar fuerte y hay dirigentes que buscan que el vínculo de Leonardo Ramos con Peñarol llegue a su fin antes del comienzo del Torneo Clausura.

Aunque en el Consejo Directivo del pasado martes, después de adoptar la tesitura de no removerlo, habían acordado no volver a tratar el tema, dejando de lado incluso un mal comienzo en el Clausura, la situación volvió a tensarse tras la goleada que se sufrió ante el equipo franjeado.

Sin perjuicio de ello, la palabra final la tendrá el presidente Juan Pedro Damiani, quien no parece dispuesto a modificar su punto de vista. El principal dirigente no creía conveniente destituir de Ramos a pocas horas del comienzo del Clausura.

Quizás eso podría verse sustancialmente alterado en caso de que la reacción de los socios e hinchas tome vuelo. La ola de reclamos ha ido en aumento y en caso de que eso siga en ascenso podría terminar convirtiéndose en la olla de presión que altere los planes iniciales del presidente.

Ese pensamiento de defensa de Ramos tiene también como sustento el acto eleccionario de diciembre próximo. Para Damiani no es oportuno ser el responsable del cese de un entrenador cuando se aproximan las elecciones. En todo caso, lo que podría esperarse es una lectura adecuada del propio técnico y que diera un paso al costado.

Hay directivos que le hicieron ver al presidente que ese acto no puede aguardarse, porque ya debió aparecer -y no aconteció- tras la derrota sufrida en el partido ante Defensor Sporting en el Campeón del Siglo.

Lo que si está claro es que, ante una eventual determinación de cesar a Ramos, el futuro de la gerencia deportiva también está sentenciado. Es más, ya no son pocos los que sostienen que su trabajo no ha sido satisfactorio. Así, incluso, se lo hicieron saber en un acalorado debate en el último Consejo Directivo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)