NACIONAL

Hay futuro

Los juveniles de Nacional fueron las grandes figuras del clásico ante Peñarol.

Foto: Gerardo Pérez.
Foto: Gerardo Pérez.

Uno estuvo en duda hasta último momento y otro se ganó su lugar en el equipo desde que Alexander Medina lo ascendió desde la Tercera División.

Guzmán Corujo y Christian Oliva fueron las figuras de un clásico que tuvo más lucha que fútbol, pero en el que se lucieron haciendo su juego en sus sectores de la cancha.

El zaguero, que en la semana estuvo complicado físicamente debido a una contractura en uno de sus gemelos, fue confirmado como titular por el “Cacique” para jugar uno de los partidos más importantes del Torneo Apertura, ese que tiene un condimento especial y para el que el entrenador tricolor trató, fiel a su estilo, de elegir a futbolistas que sientan el significado de un encuentro de estas características y además, la camiseta de Nacional.

Y la lesión que lo mantuvo entre algodones a Corujo quedó atrás una vez que Daniel Fedorczuk hizo sonar su silbato en el Estadio Centenario.

El zaguero de 21 años, que en esta temporada lleva disputados 7 partidos por la Copa Libertadores de América y otros 7 por el Torneo Apertura además del encuentro por la Supercopa Uruguaya, cerró su sector y estuvo firme en la marca.

Hasta incluso llegó a ganarle en varias oportunidades en velocidad a Fidel Martínez, el atacante de Peñarol que suele utilizar su rapidez ofensiva, pero que ayer se vio ampliamente superado por el defensor el equipo tricolor.

En otro aspecto que Corujo se mostró firme fue en el juego aéreo, algo que venía siendo un problema para Nacional en los últimos partidos ya que la última zona no mostraba mucha seguridad por esa vía.

Ayer, en cambio, el tricolor no sufrió por arriba en ningún momento del partido y el único gol que recibió, si bien fue de pelota quieta, llegó con un tiro libre de Cristian Rodríguez.

Capítulo aparte también merece la actuación de Christian Oliva, quien ya no necesita presentación en Nacional.

Fue la gran apuesta de Medina en el comienzo de la temporada y no defraudó.

La confianza que el técnico le dio al volante desde el inicio del 2018 se basó en lo hecho por el futbolista de 21 años que lleva, al igual que Corujo, 15 partidos disputados con la camiseta de Nacional: 7 por Copa, 6 por el Apertura y uno por la Supercopa Uruguaya.

Oliva fue el dueño de la mitad de la cancha en el clásico. Se volvió a complementar muy bien con Santiago Romero en el doble cinco y cortaron un circuito clave de un Peñarol que dependía de lo que hacía Cristian Rodríguez, muy bien marcado por el “Totó”.

Los juveniles de Nacional volvieron a demostrar que están para dar una mano en partidos claves y confirmaron una vez más que tienen un gran futuro.

Foto: Ariel Colmegna.
Foto: Ariel Colmegna.

El gran acierto: Alexander Medina apostó por la inclusión de Guzmán Corujo en la zaga a pesar de que el defensor no había tenido una buena semana desde lo físico ya que estuvo en duda por una contractura. Jugó y fue clave.

Una pieza clave: Christian Oliva debutó ayer como titular en un clásico oficial con la camiseta de Nacional y eso no le pesó en absoluto. Jugó un partido notable en la marcar y siempre intentó la salida limpia en la ofensiva.

De la cantera: Nacional utilizó ayer 14 jugadores en el clásico y seis de ellos fueron formados en las inferiores del club: Guzmán Corujo, Santiago Romero, Christian Oliva, Carlos de Pena, Leandro Barcia y Gonzalo Bueno.

El debut: El 13 de mayo de 2017 en el triunfo de Nacional por 4 a 3 ante Sud América por el Torneo Apertura, Martín Lasarte hizo debutar a Guzmán Corujo en la Primera División de Nacional. En ese encuentro, el zaguero anotó un gol en contra a los 13’. El cuerpo técnico, pese a algunos altibajos, le dio siempre la confianza y hoy es pieza clave en el equipo.

La sorpresa: Por política del club, Nacional siempre asciende a varios juveniles en la pretemporada. Varios no continúan en el plantel principal cuando inicia la actividad oficial, pero no fue el caso de Christian Oliva, quien se sumó al plantel y debutó en el primer equipo tricolor nada menos que por la Libertadores, el 31 de enero frente a Chapecoense. Ganó 1-0.

La pegada: Christian Oliva tiene 21 años y ya se transformó en titular indiscutido en la mita de la cancha. Con 15 partidos en el primer equipo tricolor, lleva anotados dos goles, uno por Copa Libertadores y otro por el Apertura. Precisamente ese tanto en el torneo local, fue ante Boston River y con una de sus características principales: el remate de media distancia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)