Carlos Valdez

"No hay favoritismo que valga"

Al “Hormiga”no le gusta nada hablar con la prensa, pero ayer, quizás porque acababa de ser campeón del Clausura con Peñarol, hizo una excepción.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Carlos Valdez

El defensa valoró sobre todo la clasificación a la Copa Libertadores, porque en 2011 se quedó con la sangre en el ojo y sueña con otra final. “Es un sueño volver a jugar la Copa Libertadores, más después del 2011”.

—¿Qué significó este título?

——Significa mucho porque estábamos mentalizados en ganarlo desde enero. Se logró el objetivo y se clasificó a la Copa Libertadores que era fundamental para nosotros.

—Por más que la Copa siempre es una obligación para ustedes, ¿esta vez era fundamental por lo del estadio?

—Personalmente es un sueño volver jugar la Copa, más después de lo que nos pasó en el 2011 cuando llegamos a la final. Fue inolvidable para cada uno de los jugadores que estuvo ahí. Hoy se puede repetir y por ese lado estamos tranquilos.

—¿O sea que quiere revancha del 2011?

—Y bueno...nunca se sabe, pero es una alegría muy grande jugar la Libertadores con Peñarol. Sé que no es fácil llegar a una final, pero no estamos lejos. Las ilusiones siempre están.

—Volviendo al Clausura que acaban de ganar, costó ¿verdad? El trayecto no fue fácil.

—Sí, fue complicado. Tuvimos partidos buenos y otros malos. En los que no supimos hacer las cosas bien, pero por suerte hay gente grande en el equipo que en esos momentos supo transmitir tranquilidad en esos momentos difíciles. Y llegamos bien a la final. Ahora vamos a disfrutar, esta noche (ayer) nomás, y después a mentalizarnos en lo que se viene.

—Hasta hace poco parecía que Nacional llegaba mejor a las finales porque había ganando la Anual, pero en estas últimas fechas ustedes mejoraron y ellos decayeron.

—Sí, ellos perdieron un par de partidos, pero los clásicos son aparte y no hay favoritismo que valga. Hay que mentalizarse de la mejor manera y tratar de cometer la menor cantidad de errores posibles. Y pensar en ganar, nada más.

—¿Hay jugadores clásicos?

—No existen, no existen. Cada uno se va mentalizando de diferente manera. Los más jóvenes tienen una manera de motivarse y los más grandes otra. Quizás la llevan más tranqui.

—¿Se vive diferente la semana previa a un clásico?

—Y sí, más esta que es una final. Pero la vamos a llevar tranquilos como siempre.

—¿Fue ahora, al final, que jugaron los mejores partidos del torneo?

—Sí, hicimos partidos muy buenos al final. Yo me fijo más en la parte defensiva y recibimos pocos goles en contra. Y eso es fundamental para darle tranquilidad al equipo.

—Esta vez, ¿tuvieron más trabajo por la lesión de Migliore?

—No, a Pablo lo veo siempre bien. Es una persona que transmite mucho y contagia. No tuvimos mucho trabajo.

—Se lo pregunto porque estuvo en duda y tuvo que infiltrarse para jugar.

—Sí, es cierto. Se infiltró para un partido que era una final para nosotros. Todo el equipo le está muy agradecido.

—Al final, cuando Racing les empató, ¿hubo un alfoje porque sabían que Danubio le estaba ganando a River?

—Sí, hubo un afloje. Son cosas que no pueden pasar, pero nos habíamos enterado lo que había pasado en Jardines. Son distracciones que no podemos volver a tener.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)