TORNEO APERTURA

Hay que disfrutar a Leo Fernández y a Santi Rodríguez antes de que se vayan

Los jóvenes futbolistas jugaron un partidazo: tres goles, una asistencia y “jogo bonito” en Capurro. 

Leo Fernández
FOTO: Marcelo Bonjour. 

Uno tiene 20 años, el otro 19. Pero tienen algo en común. Son excelentes jugadores, al punto que es factible que pronto se vayan (de hecho, uno ya tiene firmado un precontrato con Tigres de México), por eso hay que disfrutarlos ahora en el fútbol uruguayo. Leonardo Fernández y Santiago Rodríguez jugaron ayer un partidazo en el Parque Capurro en el 4-4 entre Fénix y Nacional.

El jugador de los albivioletas ya irrumpió notablemente en la temporada pasada, cuando era casi un desconocido. Pero este año está explotando y ya está casi que transferido al fútbol mexicano.

Juan Ramón Carrasco lo comparó con Cristiano Ronaldo por su pegada, aunque a él le da cierta vergüenza esa comparación.


Ayer jugó un primer tiempo para encuadrar. Con un enganche dejó desairado al defensa tricolor y, de derecha, tiró al arco y marcó el primer gol de su cuenta personal, el segundo de Fénix. Es cierto que el balón se desvió en Marcos Angeleri, pero ese aspecto no le quita méritos a su enganche y su remate.

Después Fernández realizó una jugada excepcional, del estilo de Messi o Ronaldo.

Encaró de derecha al medio, se sacó a cuatro defensores de arriba (el primero de ellos Rafa García; el último Angeleri) y tiró, esta vez de pierna izquierda, su preferida. Golazo por donde se lo mire.

Pese a su baja estatura, tiene un cañonazo en su pierna. También tuvo un tiro libre, que Esteban Conde logró atajar en dos tiempos.

En el segundo período mermó en algo su rendimiento, también porque el equipo se replegó por el resultado parcial y las exigencias del juego, pero ello no evitó que jugara como para 10 puntos.

Santiago Rodíguez en Nacional
Foto: Marcelo Bonjour


“Santi” Rodríguez, en tanto, viene siendo de los jugadores más regulares del tricolor en el Apertura.

A los 5’ remató cruzado, pero Darío Denis le tapó el gol con sus piernas. También tuvo un tiro libre que a los 9’ se perdió apenas afuera. Y llegó la recompensa a los 32’, aprovechando las falencias defensivas de Fénix, para marcar el 2-2 parcial.

Hizo el segundo de su cuenta de tiro libre, pero ni Andrés Cunha ni Martín Soppi lo percibieron. Por eso, con mucha rebeldía, se escapó por la punta y le metió el centro para el empate de Bergessio.

Fernández y Rodríguez están acá. Hay que disfrutarlos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)