FÚTBOL

Hay dirigentes dispuestos a tomar decisiones fuertes

En la reunión con el Ejecutivo de la AUF puede llegar a plantearse la posibilidad de que caiga el convenio con la Mutual porque "los jugadores lo están violando" y hasta el cese de los pagos porque la suspensión del fútbol "se realiza por algo que los dirigentes no pueden hacer nada".

Fachada de la Asociación Uruguaya de Fútbol
Fachada de la Asociación Uruguaya de Fútbol

Algunos dirigentes de los clubes de Primera División pretenden analizar hoy, junto a los neutrales de la AUF, los caminos que pueden transitarse ante las dificultades que se presentan por la paralización de actividades determinada por el Movimiento Más Unidos que Nunca.

Lejos de querer quedarse como simples espectadores de un conflicto que entienden tiene un fondo más grande (el diferendo entre los jugadores de la Selección y el empresario Francisco Casal), consideran que urge ser más enérgicos.

Por ejemplo, un alto directivo señaló a Ovación que no se pueden seguir siendo rehenes de este estado de situación en el que siempre aparece en escena un conflicto y que la solución del mismo no erradica el asunto principal.

Destacó, en tal sentido, que hoy se afronta un problema complejo, porque "no hay fútbol por algo que los dirigentes no podemos hacer nada" y subrayó que "los jugadores están violando un convenio".

Debido a ello, consideró que no es descabellado manejar la posibilidad de denunciar el convenio. Y que su caída pueda tener como efecto la formación de otra gremial. "Para la AUF y para los clubes, jurídicamente, lo único que existe es la Mutual. La realidad marca que Más Unidos que Nunca no existe, no tiene personería jurídica. Entonces, que aparezca Mutual 2 o lo que sea y después discutiremos cuál tiene mayor representatividad, pero en este marco actual no se puede continuar", remarcó el directivo que prefirió mantener su nombre en el anonimato.

Agregó que: "(Enrique) Saravia no se quiere ir, bueno que estudien bien los estatutos, que llamen a elecciones anticipadas o que resuelvan esto como tienen que hacerlo".

Para el directivo también debería entrar a considerarse, de parte de las instituciones, que se hace con los pagos de los haberes. "Si un obrero toma la determinación de ir a la huelga no cobra, en este caso debería ocurrir algo similar. Es más, no entiendo eso de que entrenan pero no juegan. Deberían dejar de hacer todo".

El alto dirigente remarcó a Ovación que todo está enmarcado en el gran enfrentamiento entre los jugadores de la selección uruguaya y la empresa Tenfield. "Los derechos de imagen, la competencia por la camiseta de la selección uruguaya entre dos marcas (una propuesta aportada por las gestiones de los futbolistas) no han hecho otra cosa que incrementar la conflictividad en el fútbol uruguayo".

Es más, el directivo señaló que las últimas declaraciones del excapitán de la Celeste, Diego Lugano, sobre una postura firme de los futbolistas para que los derechos del fútbol local no sean extendidos a Tenfield hasta 2032 también fomenta la división. "Cualquier club puede responderle con facilidad a Lugano. Que venga la empresa que ponga el dinero y solucionamos todo. Los neutrales le pidieron a la firma española Mediapro que realice los estudios necesarios para determinar el valor del fútbol uruguayo y recién ahí se comenzará a hablar de números con Tenfield", remarcó la fuente a Ovación.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)