DESDE EL ARCO

No hay dinero para pagarlos

Nacional no negoció a Polenta cuando pudo hacerlo. Capitán, estandarte anímico, líder del plantel, y referente, pese a su juventud. La dirigencia pensó en lo deportivo y no en lo económico. Y acertó.

Peñarol tomó un rumbo diferente con Nahitan Nández, un jugador desnivelante, nacido en la cantera del club, capitán, líder y referente.

Cuando llegó una oferta tentadora ni lo pensó. Lo dejó ir, apostando más a lo económico que a lo deportivo. Peñarol perdió su alma.

Años atrás, Washington Cataldi sacaba dinero de todos lados, se hipotecaba, para poder retener a Fernando Morena, tentado por el Real Madrid. Le daba todo.

Años después, el Cr. Damiani haría lo propio con Bengoechea. El resultado está en las vitrinas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)