AUF

Hay clubes que quieren demorar la votación del nuevo presidente

Eduardo Abulafia podría conseguir que el cuarto intermedio que se levantaría este martes sea por unas horas si en la primera vuelta reúne diez votos.

Auf. La asamblea de clubes aprobó la renovación del contrato de TV con Tenfield; se opusieron tres y se abstuvieron dos.
Sede de la AUF. Foto: Archivo El País

Mañana, en la Asamblea de clubes que fuera citada para elegir al nuevo presidente de la AUF, podría levantarse un cuarto intermedio. Como los votos de los clubes no son suficientes para darle la presidencia a Eduardo Abulafia o Arturo Del Campo, los dos candidatos que permanecen en pugna, podría generarse un espacio para abordar una negociación política.

Si esto ocurre así, dicho cuarto intermedio podría impedir -de acuerdo al tiempo que se fije- que la Asociación Uruguaya de Fútbol tenga un presidente nuevo el mismo martes. De la única manera que ese cuarto intermedio podría tener una resolución inmediata (media hora o una hora después) es si Abulafia consigue diez votos en la primera vuelta.

Este lunes el panorama de votación establece que Abulafia tendría 10 clubes, Del Campo 5 y hay dos instituciones que están analizando votar en blanco.

El entramado político no queda ahí. Algunos clubes, además, estarían procurando -por encima de las negociaciones políticas con los candidatos- encontrar el tiempo que posibilite la presentación de otro nombre, que quizás si pudiera estar en la misma línea de conducción del hasta hoy titular de la AUF. 

Para ser más precisos, en las conversaciones entre varios dirigentes se habló de Ignacio Alonso, uno de los integrantes del actual Consejo Ejecutivo de la AUF.

En realidad, rompe los ojos que la situación que se atraviesa actualmente es bastante compleja, fundamentalmente porque hay equipos que no quieren darle "fortaleza a ninguno de los dos candidatos del escenario actual", como lo explicó a Ovación un dirigente de un club en desarrollo.

Mientras Nacional y Peñarol, que están unidos aunque en primera vuelta pudieran votar diferente, esperan cumplir con un papel preponderante dentro del Ejecutivo de la AUF, hay instituciones que siguen pensando que un mejor gobierno del fútbol se podría llevar adelante sin la presencia de los grandes en la cabeza directriz.

Esa es una de las batallas políticas que están libradas por estas horas, pero no la única. Según supo Ovación, los modelos de conducción que propusieron Abulafia y Del Campo, en los diálogos mantenidos hasta ahora, no son los que entienden muchos equipos se adaptan a lo que precisa el fútbol uruguayo. Estas dudas están arriba de la mesa y esto hace que las divisiones se mantengan y que el traspaso de votos -los que tenía Wilmar Valdez- no sea tan sencillo de ejecutar.    

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)