DESDE EL ARCO

No hay un solo camino al triunfo

JOSÉ MASTANDREA

José Mastandrea

Fénix está intratable. Despliega un fútbol dinámico, explosivo, con un ida y vuelta tremendo y no se conforma con uno o dos goles. Siempre quiere más. Este fin de semana lo sufrió Danubio en carne propia. El famoso tiki-tiki de “JR” entusiasma e ilusiona a los hinchas albivioletas que festejan los triunfos como nunca. Fútbol para exquisitos de un equipo que ya no juega con la presión del descenso sino para divertirse dentro del campo de juego. Y se nota. Pero ese no es el único camino que existe para la victoria. También gana el Rampla de Rosario Martínez, con otro estilo, otro sistema, pero la misma efectividad. El taka-taka rojiverde sumó otros tres puntos en el Apertura y, hasta ahora, no perdió desde que asumió Rosario con dos victorias y un empate.

Hay para todos los gustos y sin encasillar a los entrenadores, todo es válido, por supuesto, como lo demostró (una vez más) Álvaro Gutiérrez en su regreso a Nacional. Cambió la táctica y la estrategia, y logró los primeros tres puntos en el campeonato. No atacó, no presionó en campo rival, esperó y agazapado, sacó tres goles de ventaja ante un rival que tuvo la pelota pero no supo qué hacer con ella. No hay un solo camino al triunfo, y cuaquiera es válido para festejar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)