COPA AMÉRICA CENTENARIO

Hay buenas entre malas

La primera fase dejó secuelas y al fin no todo fue tan negativo para Uruguay.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Diego Godín

Cuando Patricio Loustau pitó el final del partido entre Uruguay y Venezuela y la Celeste quedó eliminada de la Copa América Centenario, el panorama se pintó de negro. La selección no cumplió un buen papel en el torneo y en la segunda fecha vio frustrados sus anhelos de conquistar una nueva copa continental.

Pero tiempo después, analizando la participación en frío y dejando de lado los resultados, existe algo de luz en el torneo, tanto dentro del plantel charrúa como otros que pueden favorecerlo en el futuro.

En lo que respecta a marcas estadísticas, en Estados Unidos se consiguieron algunas importantes. En el partido frente a Venezuela, Maximiliano Pereira alcanzó los 113 encuentros con la Celeste y se convirtió en el jugador con más presencias con la camiseta celeste. Ante Jamaica fue otro el que alcanzó una cifra interesante: Diego Godín llegó a su partido 100.

Luego de quedar afuera el plantel uruguayo puso la mente en Eliminatorias y ahí hay otros factores que ocurrieron durante la Copa que pueden favorecerlo. Ramón Díaz, entrenador de Paraguay, dejó el cargo y la selección guaraní quedó a la deriva.

En la próxima doble fecha de Eliminatorias Uruguay deberá enfrentar a Paraguay en septiembre y al parecer no llegarán en su mejor momento, con un entrenador con pocos meses de trabajo y un equipo adaptándose a las nuevas ideas.

Otra selección que suele dar lucha y apuntar al mismo objetivo que Uruguay es Brasil. La verdeamarela no tuvo un buen comienzo de Eliminatorias y quedó rezagada de los primeros puestos.

Por malos resultados Dunga también cayó de su puesto, nombraron a Rogerio Micale para dirigir en los JJ.OO. y el futuro de la mayor es una incógnita.

En septiembre Brasil debe enfrentar a Ecuador y Colombia, dos duros rivales, y Uruguay podría aprovechar un posible traspié para estirar la ventaja en la tabla.

No fue una buena Copa Centenario para Uruguay, pero asumiendo el problema hay algunas cosas buenas que se pueden rescatar.

FIN DE RAMÓN.

El DT de Paraguay renunció.

Tras una mala actuación en la fase de grupos y la eliminación luego de perder por 1-0 con Estados Unidos, el entrenador de la selección guaraní decidió dar un paso al costado y renunció. “Paraguay siempre intentó y hay que destacar el esfuerzo más allá de los malos resultados”, dijo el técnico en su despedida.

DUNGA NO VA MÁS.

Fracasó y fue cesado

Brasil sumó cuatro puntos en la fase de grupos y, a pesar de que protagonizó la mayor goleada hasta el momento, quedó afuera en primera fase en un grupo que parecía accesible. Ante esta campaña la Confederación Brasileña de Fútbol tomó la decisión de destituirlo y no será el entrenador en Eliminatorias ni en los JJ.OO.

EL ERROR DE CUNHA.

Falló y Brasil eliminada.

El árbitro uruguayo debutó en el partido entre Brasil y Perú, en el cierre del grupo B. Cerca del final del encuentro validó un tanto de Perú que fue marcado con la mano, luego de discutir con uno de los líneas y consultar con el cuarto árbitro. Con la derrota Brasil quedó afuera del torneo y el fallo fue muy cuestionado.

FALLOS EN PROTOCÓLO.

Hubo varios errores.

La organización de la Copa tuvo muchos traspiés en lo que va del torneo. Todo comenzó con el himno uruguayo, que en el debut fue confundido con el de Chile. También el himno chileno fue cortado antes de terminar y se puso una canción de Pitbull. También la bandera de Bolivia fue presentada de forma invertida.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)