DESDE EL ARCO

Hay que bajar la pelota

El Clausura avanza y la fecha del clásico se acerca a pasos agigantados. Desde hace días, empezó a rodar la pelota y va de una cancha a otra sin que nadie la baje, la pare y toque para los costados.

Me refiero a la intención (entendible, por cierto) de la dirigencia de Peñarol de fijar su escenario para el partido de la duodécima fecha frente a Nacional.

La pelota no paró en toda la semana. Habló Juan Pedro Damiani y confirmó la pretensión de ser local, también habló José Luis Rodríguez, el presidente de los tricolores, y dijo que iba si había garantías.

Los entrenadores y los futbolistas también sostuvieron que irían a jugar "sin problemas", y hasta ahora nadie del Ministerio del Interior se expidió al respecto cuando todavía se habla de lo que ocurrió en el partido ante Danubio en el Campeón del Siglo. Pasó de todo. Y la Policía, brilló por su ausencia.

Hoy, lamentablemente, no están dadas las condiciones de jugar un clásico en ningún otro escenario que no sea el Estadio Centenario. Hay que sincerarse. Alguien tiene que parar la pelota antes de que sea tarde. Sería bueno ¿no?

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)