El análisis

Lo que no hay, no abunda

Tras muy buen segundo semestre de 2014, River Plate argentino no anda bien: en el torneo local está 5°, pues de 18 puntos ganó 12, corre riesgo de ser eliminado de la Libertadores, donde va último en su grupo y de los 32 equipos de la Copa, sólo sumó más que Táchira, Mineros, Zamora y Danubio.

JORGE SAVIA

El diario Olé dice que, ante el déficit de gol, parte de la dirigencia mira a Enzo Francescoli, —gerente deportivo— porque opinó que no hacía falta un "9": bastaba con Cavenaghi, "Teo" Gutiérrez y Mora.

Pues bien, el ejemplo surge porque hace días en la directiva de Peñarol se probó que nombrar un director deportivo habiendo un gerente de esa área, sería superponer funciones.

No parece así; ni por los nombres de los cargos, ni el del que hoy ocupa uno y el del que mañana puede estar en el otro. Lo que no existe, no se superpone; no sólo en Peñarol: en el fútbol uruguayo, donde el gerente deportivo es un funcionario especializado, jerárquico, pero sin atribuciones, y por ende responsabilidades, para que su labor se vincule a los resultados, como pasa en el fútbol del primer mundo; y el del tercero, según dicen que ocurre con Enzo en Núñez.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)