TORNEO APERTURA

El 15 habrá fútbol

La AUF hizo un documento que responde a la medidas exigidas por el gobierno: promete cámaras para diciembre.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Ariel Colmegna

Te paso con el hombre que está poniendo la muzzarella", dijo Rafael Fernández en un tono distendido que, a las 19:13 de ayer, dejaba entrever que algo positivo estaba ocurriendo en la Asociación Uruguaya de Fútbol; y era así, porque en ese momento, con la colaboración del vicepresidente y cuatro asesores, Ignacio Alonso —el tesorero— acaba de elaborar el documento que las autoridades de la AUF presentarán hoy en la reunión que sostendrán en el Ministerio del Interior, y que los representantes del gobierno consideran clave para saber si la actividad del fútbol local comienza el sábado 15 del corriente con el inicio de la disputa del Torneo Apertura.

La redacción del documento requirió el aporte de Nelson Telias, presidente de la Comisión de Seguridad de la AUF; y el trabajo de Victoria Díaz, gerenta general; Andrea Lanfranco, secretaria general ejecutiva; y Guillermo Piedracueva, asesor jurídico; y su importancia radica, no sólo en que el texto responde — por lo menos en líneas generales— al protocolo presentado por el Ministerio del Interior a la AUF, detallando las exigencias del gobierno para que la presencia de la policía en las canchas permitiera el comienzo del Torneo Apertura: maneja fórmulas alternativas en los puntos donde no hay coincidencia entre las autoridades del gobierno y las del fútbol.

Concretamente, en lo que respecta a la colocación de las cámaras de identificación facial, la AUF le asegura al Ministerio del Interior que el sistema estará operativo en diciembre; y, aunque al enterarse por Ovación un jerarca gubernamental suspiró y dijo que "quiere decir que (las cámaras) van a estar funcionando el año que viene", eso cumple con lo que se aspiraba a nivel de la secretaría de Estado: que el fútbol se comprometa con una fecha precisa en esa materia, para viabilizar una de las soluciones impostergables a efectos del inicio del Torneo Apertura.

De todas formas, ese plazo es visto por el gobierno como aceptable y lógico, ya que son tres las empresas que se presentaron a la licitación para la adquisición de las cámaras y, antes de que surja una decisión por parte de la comisión de adjudicación integrada por representantes del Ministerio del Interior, la AUF, la Intendencia de Montevideo y la Secretaría Nacional del Deporte, cada una debe rendir una prueba piloto; la primera lo hizo en la final del Uruguayo pasado, la segunda en el partido Peñarol-Málaga, y la tercera —pendiente— recién lo podrá hacer en ocasión de la disputa de la primera fecha del Torneo Apertura.

Otro aspecto que queda claro en el documento redactado por la AUF es que ésta se hará cargo de la compra de un juego de cámaras para el Centenario y otro —móvil— que destinará para las canchas de los clubes menores, lo que indica que Nacional y Peñarol deberán pagar los que se coloquen en el Gran Parque Central y el estadio que el segundo está construye cerca de la intersección de las rutas 102 y 108; si no fuera así, no habrá clásicos y tampoco partidos considerados de alto riesgo, ni en el escenario de los aurinegros ni en el de los tricolores.

Con respecto a las entradas numeradas y nominadas, que es una de las exigencias planteadas por el protocolo de seguridad cursado por el gobierno a la AUF, la dirigencia del fútbol propone en su documento que la medida rija sólo en algunas tribunas, que en el Centenario podrían ser la Ámsterdam y la Colombes, pues ninguno de los sistemas que hay en el país es capaz de vender más de una entrada por minuto bajo esas condiciones, lo que redundaría en una pérdida económica.

Por último, en referencia a la asistencia de público visitante a los partidos de alto riesgo, la AUF proyecta en el tiempo por intermedio de su protocolo el desarrollo de los cuadros de seguridad de los clubes.

Con este documento, según dijo Alonso: la AUF "responde básicamente al protocolo (del gobierno) con aportes que lo acercan a las particularidades del fútbol"; lo que dio lugar a que, al tomar un conocimiento superficial del mismo a través de Ovación, un jerarca del gobierno manifestara en tono de aceptación: "Nosotros lo que queremos es que haya fútbol".

De cara a la reunión de hoy, una apertura: el sábado 15 va a empezar a rodar la pelota.

EXIGE EL ESTADO.

Se hace lo que dice la comisión.

El protocolo del gobierno pide que el fútbol acate "in totum" las decisiones que adopte en materia de seguridad de la Comisión Honoraria de Prevención, Control y Erradicación de la Violencia en el Deporte.

Cada entrada con número y nombre.

Todas las entradas deben ser numeradas y vendidas con identificación personal de sus compradores, para de esa forma permitir la individualización de quienes promuevan incidentes en los partidos de fútbol

Sin presencia de hinchas visitantes.

El Ministerio del Interior no quiere más clasificaciones de partidos de alto riesgo, pero para aquellos cotejos que responden a esa definición plantea que se disputen sin la presencia de público partidario del equipo visitante.

Cámaras en todas las tribunas.

La autoridades ministeriales exigen la instalación de las cámaras de identificación facial en todas las tribunas del Centenario y las canchas donde se jueguen partidos que hoy son de alto riesgo; y que la AUF fije una fecha de entrada en vigencia del funcionamiento del sistema.

Bajo la mira de una multipartita.

La licitación para la compra de cámaras deberá ser resuelta entre tres empresas que se presentaron a la misma por una comisión de adjudicación integrada por representantes de la AUF, el Ministerio del Interior, la Intendencia y la Secretaría Nacional del Deporte.

PLANTEA LA AUF

El mismo objetivo, con otra óptica.

La AUF elaboró un protocolo en el que plantea una serie de medidas "generales" , para erradicar la violencia, pero con una óptica más "cercana" a la realidad del espectáculo y a las "particularidades que tiene nuestro fútbol.

Hay uno lento y el nuevo sale caro.

La AUF acepta las entradas numeradas y nóminas, pero sólo para algunas tribunas, porque es muy cara la compra de un sistema para eso y los que hay no son capaces de vender más de una por minuto.

Mayor seguridad de los clubes.

La AUF promete proyectar en un año el desarrollo de los cuerpos de seguridad de los clubes, y así plantea que no se prohíba la asistencia de los hinchas del visitante, por un tema económico y porque "sería aceptar la derrota ante los violentos".

Cámaras, sí; pero en todos lados, no.

La AUF se hace cargo de dos juegos de cámaras: uno para el Centenario y otro, que será móvil, para las canchas chicas; al igual que con las entradas numeradas, plantea que el sistema se instale para determinadas tribunas; en el estadio, Ámsterdam y Colombes.

Un banco financia por el aumento.

La AUF plantea asumir el costo de las cámaras con un financiamiento bancario a cambio de una deducción sobre el aumento del valor de las entradas; y que el porcentaje se defina cuando la comisión de adjudicación decida a qué empresa y a qué precio las comprará.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)