PEÑAROL

Hablaron, pero nada más

El técnico Pablo Bengoechea contó que llamó a Diego Forlán.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Francisco Flores

Pablo Bengoechea admitió ayer en conferencia de prensa que mantuvo una conversación con Diego Forlán y que lo mismo había hecho antes Juan Pedro Damiani.

"Diego es un jugador mundialmente reconocido; un emblema del fútbol mundial. Él aquí va a tener las puertas abiertas, pero nunca son fáciles las negociaciones con esa clase de jugadores. Tiene contrato y tiene que respetarlo. Hay cláusulas que no se pueden obviar. Hoy las negociaciones y las transferencias son complejas", dijo Bengoechea.

"Hablé con Diego, él sabe cuál es mi pensamiento y va a decidir. Vamos a esperar a ver si más adelante Diego puede cumplir su sueño de jugar en Peñarol", agregó el técnico. Consultado sobre si la intención de club era que Forlán llegara ahora o dentro de seis meses cuando haya finalizado su contrato con el Cerezo Osaka, respondió: "Será cuando Diego vea que puede venir. Tiene contrato firmado y no se le puede decir vení mañana".

Sin embargo, fuentes allegadas a la familia Forlán confirmaron que si bien habían llamado a Diego no se habían reunido con él ni le habían hecho ninguna oferta concreta, que es lo que el consagrado futbolista necesita para regresar la semana próxima a Japón con algo claro en la mano. Mientras tanto, los representantes de Diego (su hermano Pablo y Daniel Bolotnicoff) se mueven para resolver su futuro.

Olivera y Aguiar.

Bengoechea realizó un paralelismo entre la situación de Forlán y la de Ruben Olivera, cuya llegada a Peñarol se truncó. "Es como pasó ahora con Olivera, tenía el deseo de venir pero no podía romper su contrato unilateralmente", dijo el riverense.

"Para mí lo de Olivera era una gran contratación, pero no se pudo dar porque apareció el dinero en su club. Ahora vamos a trabajar en otras opciones. Hay jugadores que llegarán en las próximas horas", afirmó y agregó que una de esas posibilidades era Aguiar. "Es un gran jugador, lo que pasa es que en esa posición teníamos el tema resuelto con Olivera y ahora se cayó. Se está trabajando en el tema. Ahora hay que ver otras opciones y Aguiar es una de ellas".

Consultado sobre si aún había posibilidades de que Estoyanoff regresara al club, el "Profesor" explicó que dependía de la llegada de Urretaviscaya y que se lo había dejado claro al "Lolo". "Hablé con él antes de empezar a trabajar y le dije lo que pensaba. Se estaban haciendo negociaciones por un jugador en ese puesto y si se concretaban era difícil que se incorporara. Le pedí que intentara competir y jugar. Él es muy hincha del club, pero si llega Urretavscaya estaríamos cubiertos en esa posición. Traerlo al Lolo y que no juegue no sería bueno ni para él ni para nosotros".

A préstamo.

Bengoechea admitió que era probable que varios futbolistas salgan a préstamo. "Hay posibilidades de que se vayan, pero no por decisión mía; siempre hay ofertas que aparecen para los futbolistas. En caso de que eso ocurra hay posiciones en las que no tenemos muchas opciones, por lo tanto si se va alguno tenemos que traer. Hay otras que no me preocupan tanto".

Con respecto a ese tema, si bien han llegado pedidos por diferentes futbolistas, muchas veces éstos se niegan a salir o a ir a determinados clubes que no consideran muy competitivos. Los nombres que se manejan hasta ahora, como posibles salidas, son Cristian Palacio y Jonathan Sandoval.

Paciencia.

Bengoechea sigue afirmando que está conforme con la preparación, pero admite estar preocupado por los resultados. "No fueron agradables, principalmente perder dos clásicos amistosos. La gente de Peñarol está preocupada como ocurre siempre cuando los resultados no se dan. Sólo le pedimos a los hinchas un poquito de paciencia. Nuestra meta es prepararnos para hacer un gran Clausura. Y a partir de ahora empieza otra preparación donde las fechas de los amistosos las ponemos nosotros. Hasta ahora jugamos en fechas que ya estaban programadas y entendimos que con algunos jugadores teníamos que tener mucho cuidado por el riesgo. Nunca es fácil jugar con poco entrenamiento".

Para finalizar, el entrenador dijo que estaba muy conforme con la actuación de los juveniles, los que tiene en su plantel y los que están disputando el torneo Sub 20. Pero tiene claro que no podrá contar con Nández ni Guruceaga, porque el 11 de mayo ya deben comenzar la preparación del Mundial, en caso de que Uruguay clasifique. "Si tenemos la suerte de ganar el Clausura, las finales son en junio y no van a estar".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)