NACIONAL

Guzmán Corujo: "Me di cuenta que era algo feo por el intenso dolor que sentí"

El zaguero tricolor, que será operado este martes de la rotura de ligamentos, sabe que tiene que prepararse para "los meses duros que se vienen", en los que tendrá que superar "las frustraciones" que va a sentir; agradeció los mensajes de apoyo que recibió, incluso de Ramón Arias y Thiago Cardozo 

Foto: Ariel Colmegna
Foto: Ariel Colmegna

No ha querido repasar más la imagen de la acción en la que terminó rompiéndose los ligamentos, y quiere pensar en positivo para no dejarse derrumbar por los "meses duros" que se le vienen, porque sabe que tiene que prepararse para "las frustraciones" que va a sentir. Guzmán Corujo, zaguero de Nacional, apunta a la pretemporada de enero de 2019 y agradece el respaldo que ha recibido de todos sus compañeros y también de sus colegas, en los que resaltó los mensajes de Ramón Arias y Thiago Cardozo, futbolistas de Peñarol.

"Hoy -martes- a las 16 horas entro en cirugía. Algún nervio tengo, pero estoy tranquilo porque sé que voy a estar buenas manos", comentó el futbolista que se ganó un lugar en el equipo titular de los tricolores gracias a sus muy buenos rendimientos deportivos.

En diálogo con 100% Deporte (890 Sport), Corujo reveló que no quiere mirar más para atrás. "No he visto la jugada y no la quiero ver. La miré apenas cuando llegué a mi casa después del partido, pero no la quise ver mucho y tampoco la quise buscar después. Fui en una jugada en la que amagué a salir en la marca, pero cuando me afirmo y estiro la pierna se me trancan los tapones y la rodilla. Fue un dolor muy fuerte de unos pocos segundos, porque después se me fue. Pero me di cuenta que era algo feo, porque jamás había sentido algo así".

El juvenil futbolista de Nacional reconoció que en primera instancia tenía todavía la esperanza de que el resultado de la lesión fuera menor, pero en su cabeza comenzó a prepararse para lo peor. "De esa manera termina afectando menos. Claro que lo primero que se te viene a la cabeza fue lo más grave, yo interiormente sabía que era algo grande por cómo lo sentí en el momento. Por más que nunca lo había experimentado, el tipo de dolor me avisó que era algo grande".

Corujo no se cuestiona nada de lo que hizo en la acción de juego que terminó alejándolo de las canchas por un tiempo prolongado. "No me arrepiento nada de lo que hice. Yo voy al 100% en cada pelota, porque así es mi forma de jugar, de otra manera no puedo jugar. Estoy convencido que las cosas por algo pasan y ese momento estaba para mí. El duelo ya lo hice cuando me enteré que era ese tipo de lesión, después no sirve para nada pensar en lo que no pudo pasar si hubiese hecho tal o cual cosa. Me parece innecesario pensar de esa manera, hay que levantar la cabeza, pensar en positivo, trabajar para la recuperación y respetar los plazos".

Reconoció que "las primeras horas fueron duras", pero dijo que rápidamente tuvo el respaldo para salir del pozo. "Mi familia me ayudó para salir adelante. Es verdad que se te pasan mil cosas por la cabeza, te preguntás por qué ahora, con todo lo que me había costado llegar hasta acá, pero no voy a arreglar el ligamento por ponerme a pensar en eso. Hay que poner otra cabeza".

Corujo comentó que son muchos los jugadores que le han dado su respaldo y le han contado las experiencias vividas sobre este tipo de lesiones, y además dio a conocer dos diálogos especiales que tuvo con jugadores de Peñarol. "Mis compañeros, otros colegas, se han acercado a darme su mensaje de apoyo y eso es muy importante. Ramón Arias también me mandó un mensaje y eso habla muy bien de la persona que es. Después de los comentarios que hizo del clásico (cuando lo destacó como la figura de la cancha), y esto de ahora lo remarca como gran persona. Pero, no fue el único jugador de Peñarol que me escribió, tengo una buena relación con Thiago Cardozo porque compartimos selección. Y esto lo quiero destacar, porque la rivalidad dentro de la cancha es grande, pero fuera de ella no".

Pensando en lo que viene, así se encuentra hoy el zaguero que obtuvo el gran respaldo de Alexander Medina. "Me puse como meta la pretemporada de 2019, si bien voy a terminar la recuperación cuando esté finalizando el Uruguayo, creo que va a ser muy justo y sin necesidad de apurarme. Mi mira está en 2019. En enero voy a estar con posibilidades de entrenar a full".

"Se vienen meses duros, pero hay que afrontarlos con personalidad, tengo que prepararme para las frustraciones que voy a sentir. Yo me preparé durante todas las formativas para lograr ser titular, poder jugar, es lo que hace cualquier jugador de fútbol, obviamente que te sorprende cuando empezás a tener tanta participación, pero es algo para lo que trabajaste con esfuerzo. Ahora tengo que mirar hacia adelante", comentó Corujo.

Finalmente, dijo que sintió "una emoción terrible" cuando vio a sus compañeros entrar al estadio Tróccoli con una la camiseta de apoyo. "Estaba mirando el partido con mi familia y nos emocionamos todos. Eso habla de la unión del grupo, que no es de la boca para afuera. A veces nos ponemos el cassette, pero estos gestos son los que demuestran de verdad que hay una unión muy fuerte".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º