Nacional

Gustavo Munúa: líder desde la línea

“Nos gustaría ser protagonistas, tener un equipo dinámico”, dijo el DT de Nacional

En un abrir y cerrar de ojos, Gustavo Munúa se retiró del fútbol y se convirtió en el entrenador de Nacional. Ese cargo al que muchísimos técnicos apuestan —y anhelan—, pero que muy pocos alcanzan.

El presidente albo, Eduardo Ache, fue claro a la hora de realizar la presentación oficial: "Normalmente uno, cuando nombra a un técnico, le da la bienvenida, pero es difícil darle la bienvenida a alguien que hace 30 años está en esta casa. Se ha ganado con creces la posibilidad de asumir este desafío. Sabemos que es un riesgo y nos gusta asumirlo, porque en la vida hay que tomarlos cuando son calculados y cuando sabemos que es para apuntar a mejorar lo que se viene haciendo".

Munúa llegó a la sede tricolor con algo de retraso, junto a su ayudante de campo, Cristian Berman, y el preparador físico Jorge Franco. Con naturalidad ingresó una vez más a la sede tricolor frente a una multitud de medios que lo esperaban. Ya en la sala de reuniones se mostró visiblemente emocionado y contento con su cambio de rol dentro de una institución histórica como lo es Nacional.

"Tengo una gran felicidad por el desafío que estoy asumiendo. Me estoy despidiendo de mi papel de jugador y estoy empezando algo nuevo como entrenador. Es una sensación extraña, pero estoy totalmente convencido de lo que estamos haciendo hoy. En lo único que estamos pensando ahora es en trabajar y en que los jugadores capten la idea que nosotros le vamos a intentar trasladar rápidamente", sostuvo con mesura Munúa en las primeras declaraciones que realizó como técnico tricolor ante los medios de comunicación.

El excapitán de Nacional se encargó de explicar que no fue una decisión tomada a las apuradas. Todo lo contrario. De hecho, las conversaciones con Ache comenzaron hace, por lo menos, dos semanas. "Hoy pienso como entrenador. Esto no es de ahora. Ya cuando empezás un curso de entrenador, cuando dialogás con técnicos, con compañeros, que te vas informando de muchísimas más cosas, no sólo de jugar al fútbol como desde hace tiempo, te vas dando cuenta que vas buscando información, que te gusta dirigir y hoy Nacional me presenta esta oportunidad. El análisis se hizo, pero totalmente convencido del paso que estamos dando", reflexionó.

¿Cómo será el Nacional de Gustavo Munúa? El novel entrenador dio pocas pistas al respecto e hizo énfasis en el trabajo. "Está claro que nos gusta ser protagonistas, tener un equipo dinámico, pero vuelvo a repetir: hoy no quiero hablar tanto de ese tema, sino trabajar. Seguramente los jugadores nos van a entender rápidamente lo que buscamos y ustedes, los periodistas, si van a Los Céspedes, se van a dar cuenta de cuál es nuestra intención y ojalá que se pueda reflejar lo antes posible en los partidos".

Munúa cambia de rol. Deja de ser el experimentado arquero y capitán de Nacional para transformarse en el conductor del equipo. En realidad, ya era un líder dentro del campo de juego y ahora pasa a serlo afuera. "Conocer a mis compañeros es algo que pesó muchísimo en mi decisión porque compartí vestuario con los que fueron hasta ayer mis compañeros. Conozco muy bien al club y si tengo claro una cosa es que mis compañeros no son conformistas, porque es verdad que hoy tengo la posibilidad de dirigir un equipo campeón, que tenemos desafíos, de defender este título del Uruguayo y tenemos una copa internacional en este semestre. Como los conozco y sé que no son conformistas, ese fue un punto muy importante para mí, para tomar esta decisión", analizó Munúa en forma pausada y tranquila, midiendo cada una de las palabras que fue diciendo.

Por último, Munúa hizo referencia a si todo lo que aprendió en su experiencia por Europa (donde, además, hizo el curso de técnico) es aplicable a la realidad de Nacional: "Venimos con la mentalidad de poder emplear un poco la metodología de Europa, pero se pueden hablar muchísimas cosas aunque yo lo que quiero es trabajar. Y lo repito: el que vaya a Los Céspedes seguramente se va a dar cuenta rápidamente lo que vamos a intentar buscar y ojalá que en los partidos se pueda reflejar. Ese es nuestro primer objetivo, que los jugadores entiendan lo que nosotros pretendemos y que lo podamos aplicar".

Modelo. Ni se lo cuestionó.

Sobre su espejo como DT, Munúa dijo que "eso no me lo he puesto ni a pensar. Estamos arrancando, tenemos que aprender muchísimas cosas. Estoy convencido de lo que vamos a iniciar y de motivar a los jugadores para que se vea reflejado lo que queremos".

"Nacho". En los Céspedes.

Pese a que se había anunciado que no arrancaría, Ignacio González se presentó ayer en Los Céspedes para realizarse los chequeos médicos. Tiene contrato hasta el 31 de julio y quiere quedarse; le planteó a los dirigentes que dispongan el salario que ellos consideren.

"Loco" Abreu. Volvió a los trabajos.

Como estaba previsto, ayer se presentó Sebastián Abreu, quien será tenido en cuenta. Además del "Loco" y de "Nacho", los otros 25 que estuvieron en Los Céspedes fueron: Araújo, Torres, Aja, Fucile, Espino, Romero, Porras, Prieto, Arismendi, Pereiro, De Pena, Barcia, Fernández, Gorga, Alonso, Amaral, Vega, Eroza, Mascia, Otormín, Carballo, Saúl, Benítez, Olivera el nigeriano Ibeh.

Arquero. Jorge Bava podría quedarse.

Munúa no quiso opinar de ningún puesto ni de ningún jugador en particular. Si bien Jorge Bava finalizó su vínculo ayer y había dicho que no seguiría, el hecho de que su excompañero sea ahora el DT lo acerca a que se pueda quedar en Nacional. Además, hay otros dos nombres en carpeta: el exjugador de Danubio Néstor Conde y Leonardo Burián. También fue ofrecido Luis Mejía.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)