TORNEO APERTURA 2020

Los gurises de Peñarol renuevan la ilusión de un equipo que creció ante Plaza Colonia

Mario Saralegui apostó a la juventud y la presión alta en el ataque y el carbonero le ganó bien al Patablanca como visitante.

Agustín Álvarez Martínez celebra su tanto en el Plaza Colonia-Peñarol. Foto: Fernando Ponzetto.
Agustín Álvarez Martínez celebra su tanto en el Plaza Colonia-Peñarol. Foto: Fernando Ponzetto.

El sabor amargo que dejó la derrota en Santiago de Chile obligó a Mario Saralegui a no guardarse nada para visitar a Plaza Colonia y el entrenador de Peñarol hizo una apuesta que muchos pedían a gritos: los gurises.

La ofensiva del equipo tuvo a tres pibes como protagonistas junto a un David Terans que sigue demostrando su nivel al servicio del equipo.

Sin apartarse del 1-4-2-3-1, Saralegui le dio la chance a Agustín Álvarez Martínez de “9” y por detrás de él aparecieron Facundo Pellistri por derecha, el “Rey” en el centro y Facundo Torres por la izquierda.

Luego de un comienzo en el que Peñarol demoró algunos minutos en acomodarse, porque Plaza salió mejor y hasta tuvo una chance clara con un remate del capitán Federico Pérez que atajó muy bien Kevin Dawson, el carbonero se adueñó del trámite y gracias a la presión alta en la salida del local empezó a sacar ventajas en el juego.

Y la presencia de los jóvenes fue clave. Con Pellistri imparable por la derecha, Torres haciendo de las suyas por la izquierda y el “Canario” Álvarez yendo a todas las pelotas y exigiendo a la zaga rival, Peñarol empezó a gestar jugadas de peligro sobre el arco de Álvaro García y como si fuera poco, las aprovechó.

Uno de los grandes problemas que ha tenido el equipo mirasol a lo largo de esta temporada es la falta de efectividad y ayer en el Parque Prandi liquidó a Plaza Colonia en menos de 45’ con los goles de Álvarez Martínez, Gary Kagelmacher y David Terans de penal se fue al descanso 3-0 arriba

Los tantos del delantero juvenil de 19 años y del zaguero de 32 fueron los primeros con la camiseta carbonera y sirvieron también para ganar en confianza luego de tres malos resultados y rendimientos.

En el complemento, Plaza salió con todo a buscar ponerse en partido nuevamente y lo consiguió con el ingreso de Ramiro Quintana, quien descontó y estuvo cerca de anotar el segundo, pero Mario Saralegui apostó a una línea de cinco defensas ya pensando en el partido del jueves en Cochabamba frente a Jorge Wilstermann y el local, a pesar de generar algunas chances más de peligro, no tuvo profundidad.

De contra y de la mano de los gurises, ya con el “Toto” Sergio Núñez en cancha, el aurinegro tuvo varias opciones como para liquidar definitivamente el partido, pero se terminó conformando con el 3-1.

Después de tres partidos sin triunfos y una derrota que pegó fuerte en Chile, Mario Saralegui le dio un voto de confianza a los pibes, apostó a la frescura de los juveniles, a la presión alta y Peñarol aprovechó sus oportunidades para ganar un partido clave, no solo pensando en la Tabla Anual sino también en el rendimiento de un equipo que debe seguir mejorando, pero que ayer en Colonia dio señales claras de crecimiento.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados